Día Mundial de la Eficiencia Energética: consejos para un hogar más sostenible

Utilizar bombillas LED o controlar la climatización de manera eficiente ayudan a ahorrar energía en casa

horus-ambiente4-scaled
Con pequeños gestos se puede ahorrar energía en el hogar | Foto: SPC
GabineteGabinete
0

Este 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética. La cita tiene el objetivo de concienciar sobre la importancia de reducir el consumo energético a través de un uso razonable y sostenible de la energía.

En casa es posible realizar gestos para ahorrar energía, y no solo para beneficio del medio ambiente, también de las facturas. Algunas de estas medidas se pueden adoptar a través de productos Smart Home que, además, apenas requieren un gran desembolso ni instalación.

Estos son algunos consejos y aplicaciones básicas para mejorar la eficiencia energética en el hogar y los beneficios para el medio ambiente y la economía personal, que ofrece la marca SPC:

1. Reducir el consumo de agua

El agua caliente sanitaria es uno de los grandes consumidores de energía en los hogares. Para reducir su uso, además de realizar algunas acciones básicas —como ducharse en vez de tomar un baño, llenar la lavadora o utilizar el programa eco del lavavajillas— se puede disminuir el gasto de agua con un sensor de fugas de agua, para detectar incidencias en lavadoras o lavavajillas: recibirás en tu móvil la información del suceso.

2. Utilizar bombillas LED de bajo consumo

Las bombillas LED ofrecen varios beneficios: son más eficientes a la hora de producir luz, contando de media con un 80% de ahorro respecto a las incandescentes, tienen una mayor vida útil y ofrecen la misma cantidad de luz. Por ejemplo, con una bombilla LED de 10W de potencia se consigue el mismo resultado que con una tradicional de 75W.

Las ventajas aumentan si la bombilla, además de ser LED, es inteligente: se pueden controlar desde el smartphone para crear diferentes ambientes lumínicos o programar su uso. Lo mejor, no es necesario hacer cambios en la instalación eléctrica del hogar.

3. Usar enchufes inteligentes

Además de los beneficios relacionados con la comodidad y el confort, los enchufes inteligentes también permiten ahorrar en la factura de la luz, una de las principales preocupaciones en la economía doméstica, y consumir menos energía para proteger el medio ambiente.

Con soluciones como Clever Power Strip es posible escoger qué aparatos pueden funcionar simultáneamente y reducir la demanda de red o controlar cuándo se utilizan estos dispositivos. Por ejemplo, es posible evitar que productos como la televisión, reproductores multimedia o monitores se queden en reposo, o apagarlos automáticamente al salir de casa o al irse a dormir. Existen otras opciones, como Clever Plug Mini, que además ayudan a monitorizar el consumo energético para poder determinar la eficiencia de los diferentes aparatos conectados.

4. Climatización eficiente y acorde a las necesidades del usuario

El hogar puede ser más sostenible si se dispone de una climatización personalizada y por zonas, que permita obtener la temperatura que se desee en cada habitación. De hecho, no aumentar la temperatura ambiente más de lo necesario y programar la calefacción para que se encienda un poco antes de la hora de levantarnos o de llegar a casa supone un ahorro de entre el 8 y el 13% de la energía utilizada al mes, lo que podría traducirse en unos entre 60 y 100 euros al año.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario