Descubren un reñidero clandestino de gallos en una explotación ganadera de Albolote

Los agentes del Seprona encontraron 102 gallos de raza combatiente español de los cuales 99 estaban mutilados y con heridas

gallos de pelea
El detenido poseía en la explotación ganadera caballos, aves, gallinas y gallos de pelea | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Mentum’, ha descubierto un reñidero clandestino de gallos de pelea en una explotación ganadera del municipio de Albolote. En esta operación, han detenido al propietario de la explotación donde se encontró el tentadero, un hombre de 35 años con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna por maltrato animal.

La investigación se inició el pasado día 23 de junio cuando el equipo de Policía Judicial Medioambiental del Seprona de la Guardia Civil acudió a realizar una inspección en una explotación ganadera situada en una de las urbanizaciones del municipio. Los agentes descubrieron que en las instalaciones, además de caballos, el detenido poseía 140 aves, 38 gallinas y 102 gallos de pelea de la raza combatiente español, de los cuales a 99 les habían cortado las barbas y las crestas, les habían arrancado las plumas de distintas partes del cuerpo y tenían heridas y eritemas. Dentro de la finca se veían restos de sangre y plumas que demostraban que había sido utilizado recientemente y de manera reiterada. Dicho reñidero carecía de autorización.

Ante las evidencias encontradas durante la inspección, el Seprona se puso en contacto con el Colegio de Veterinarios de Granada para que un profesional emitiera un informe respecto de los gallos de pelea encontrados. Así lo determinó la veterinaria designada, la cual certificó el maltrato animal.

La Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales prohíbe “maltratar o agredir físicamente a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les ocasione sufrimientos o daños injustificados. En especial, prohíbe las peleas de gallos, salvo aquellas de selección de cría para la mejora de la raza y su exportación, realizadas en criaderos y locales debidamente autorizados con la sola y única asistencia de sus socios”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario