Denuncian la saturación del servicio de gestión de licencias del Ayuntamiento de Granada

El sindicato CSIF exige un refuerzo "con suficientes efectivos" para garantizar una atención adecuada a las demandas de la ciudadanía 

servicio de Gestión Unificada de Licencias
Edificio que acoge el Servicio de Gestión Unificada de Licencias (GUL) | Foto: Ayto de Granada
GabineteGabinete
0

CSIF denuncia que la falta de personal en el servicio de Gestión Unificada de Licencias (GUL) del Ayuntamiento de Granada provoca «la saturación» de esta oficina a diario, «con largas colas desde primera hora de la mañana para realizar trámites sobre urbanismo, medio ambiente y licencias».

La responsable de Administración Local de CSIF Granada, Antonia Martín, explica que las personas que trabajan en el GUL sufren «la frustración de la ciudadanía, ya que los números se agotan en poco tiempo y aunque la atención no se paraliza en ningún momento hasta el cierre de la oficina, hay usuarios que se quedan sin poder tendidos”. Esta situación da lugar a “quejas, reproches y reclamaciones que, en algún momento, han terminado con la mediación de la Policía Local, teniendo que personarse para evacuar la oficina a la hora del cierre”.

A la falta de personal – la plantilla actual está formada por cinco personas, prácticamente la mitad de la dotación prevista-, se añade «la insuficiencia de recursos tecnológicos con interrupciones frecuentes de la aplicación informática municipal, que ralentiza aún más el trabajo e incrementa el tiempo de espera», según denuncia CSIF. «De igual modo, tampoco existe un mecanismo efectivo que facilite la atención telemática a profesionales, estudios de arquitectura o gestorías, que contribuiría a rebajar la sobrecarga de trabajo», indica el sindicato.

La responsable sindical denuncia que la plantilla “no puede más ante una situación continua de estrés y ansiedad por la imposibilidad de sacar adelante el ingente trabajo que se les acumula”. Martín puntualiza que, además de atender al público, deben «clasificar y derivar toda la documentación que reciben del resto de registros municipales sin existir una persona expresamente dedicada a esta labor, teniendo que hacerlo antes o después de la atención al público». Además, de cara al verano, la situación empeora ya que el trabajo se duplica por el aumento de las licencias de obras. «El año pasado ya vimos cómo se tuvo que cerrar la oficina durante varios días ante la imposibilidad material de atender al público, ya que en esta época la plantilla, ya de por sí mermada, se queda a la mitad”, indica.

Por ello, CSIF exige «una dotación de personal suficiente, estable y especializado», así como «la implementación de medidas tecnológicas eficientes de modo que se eliminen los factores que inciden sobre la salud del personal y a la vez garanticen la prestación de este servicio municipal con la mayor calidad».



Se el primero en comentar

Deja un comentario