Denuncian la “grave situación” en una residencia de Iznalloz con al menos 55 contagiados

La hija de una residente que ha dado positivo asegura que están “desbordados” por la falta de personal, lo que ha repercutido en la asistencia a los mayores y pide “un poco de humanidad”

instalaciones-residencia-trinidad-montes-orientales-granada
Instalaciones de la residencia Trinidad Montes Orientales de Iznalloz | Foto: Web oficial
María José RamírezMaría José Ramírez
0

La pandemia del coronavirus vuelve a cebarse de nuevo con las residencias de mayores. En las últimas semanas, han aparecido varios brotes en residencias de ancianos de la provincia de Granada. Estos centros fueron uno de los principales focos del virus en todo el país durante la primera ola y ahora en la segunda, vuelven a sufrir las duras consecuencias de esta enfermedad que se ceba con el colectivo más vulnerable. La residencia Trinidad Montes Orientales de Iznalloz es una de ellas. La situación es “grave” ya que al menos hay 55 contagiados entre residentes y trabajadores, según denuncia la hija de una de las residentes, que asegura que están “desbordados” por la falta de personal y eso repercute en la asistencia a los mayores. “Comprendo la saturación, pero si se ven desbordados tienen que pedir ayuda. La situación de los residentes es insostenible. Están sin mascarillas, sin duchar durante varios días y tomando el desayuno a las 12 de la mañana. Es inhumano”, denuncia María Jesús García, que además es auxiliar de Enfermería en el Hospital Virgen de las Nieves.

En la residencia hay falta de personal debido a los contagios y a que deben guardar cuarentena y esto afecta a la asistencia a los mayores. María Jesús García asegura que su madre, que es positiva y asintomática, ha estado “tres días desayunando a las 12 horas y varios sin ducharse” porque no han acudido a asearla las auxiliares. Ante esta situación, habló con la directora de la residencia para decirle que esto era “inhumano” y que “pidiera ayuda para que medicalicen la residencia”. Además, habló con el director del Centro de Salud de Iznalloz para que lo pusiera en conocimiento de Salud y ha enviado un escrito al Ayuntamiento del municipio para que interviniera en esta situación. “El alcalde me ha dicho que van a esperar al martes para ver si la medicalizan”, apunta.

“Lo importante es atajar el problema, que se sepa lo que está pasando. No se ha pedido ayuda y está muy saturada. No se puede encerrar a los residentes. Mi madre está en un sótano, aislada, con los demás. Espero que la directora pida ayuda por el bien de todos los residentes. Como sanitaria, sé que mi madre puede tener más complicaciones. Las UCI están saturadas y hay que coger el toro por los cuernos. Se han volcado siempre con los mayores y en marzo no entró nada de Covid, pero ahora sí, por mala suerte. Desde el primer momento no se ha pedido ayuda y están desbordados”, lamenta María Jesús, quien espera que se actúe ya para que no empeore la situación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario