Cuarteto Quiroga, exaltación de los sentidos para cerrar el domingo

Los pensamientos más íntimos de Beethoven anidan en los cuartetos de cuerda interpretados por uno de los asiduos al Festival

200719 - Cuarteto Quiroga -0002
Cuarteto Quiroga puso el broche al domingo. | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El domingo cerró una semana cargada de grandes actuaciones en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada con el concierto de cámara de Cuarteto Quiroga y la representación de los Ballets de Montecarlo.

La compañía de danza, que en 2020 cumple 35 años y está a cargo de Jean-Christophe Maillot, puso en escena por segunda y última vez en Granada ‘La fierecilla domada’, un ballet en dos actos sobre la obra de William Shakespeare con música de Dmitri Shostakóvich.

La historia del matrimonio de Petruchio y Catalina, de William Shakespeare, es el argumento de este montaje con una coreografía vestida con elegantes trajes minimalistas y ambientada en un espacio escénico donde prima el blanco, siempre protagonista en las obras de Maillot.

Maillot creó este ballet para el Bolshoi en 2014, convirtiéndose en el primer coreógrafo extranjero en trabajar con el prestigioso elenco de Moscú desde hacía 279 años. Regresar a Granada después de siete años ha tenido, según Jean-Christophe Maillot, un doble significado para él, tanto por la belleza del enclave, como por la vuelta a los escenarios tras el confinamiento, como comentó al diario Ideal de Granada antes de la actuación. “En cuanto a los jardines de la Alhambra, estamos totalmente inmersos en la magia. Este año, esperamos más que nunca estar allí, ya que estamos emergiendo, como saben, de un largo encierro vinculado a una crisis de salud mundial sin precedentes. Los bailarines hicieron un trabajo excepcional para mantenerse en forma y esta actuación en Granada finalmente es una oportunidad para que regresemos al escenario. ¡Todos están esperando!”.

En 1993, Su Alteza Real nombra a Jean-Christophe Maillot director de los Ballets de Montecarlo. Bajo su dirección, la compañía experimenta un giro decisivo y crea para Los Ballets de Montecarlo más de 30 coreografías, muchas de las cuales han entrado a formar

parte del repertorio de grandes compañías internacionales. En la actualidad, creación, formación y difusión se reúnen en Mónaco y se ponen al servicio del arte de la coreografía de una forma inédita hasta entonces en el mundo de la danza.

El Beethoven más íntimo

El Cuarteto Quiroga, un asiduo al festival, interpretó esta vez los cuartetos de cuerda de Beethoven, a quien el festival rinde homenaje por el 250 aniversario de su nacimiento.

En los cuartetos de cuerda de Beethoven anidan sus pensamientos más íntimos, sus confidencias más personales, su escritura más pura. Si en ellos encontramos la clave de su evolución como compositor, en los últimos cuartetos que escribió, entre 1825 y 1826, observamos una «manera de tratar las voces» completamente nueva, y así lo demostrarán los activos músicos del Cuarteto Quiroga, en su nueva visita al Festival.

La formación de cámara -cuyo nombre rinde tributo al violinista gallego Manuel Quiroga- es Premio Nacional de Música 2018 y cuarteto residente en la Fundación Museo Cerralbo. Considerado una de las agrupaciones más destacadas de la nueva generación europea, es internacionalmente reconocido por sus interpretaciones audaces y renovadoras. The Strad lo definió como “de sonido hermoso y técnica impecable” por y el mismísimo New York Times como “exquisito”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario