El servicio andaluz de teleasistencia refuerza el seguimiento de los mayores y dependientes durante las alertas por calor

Durante todo el verano se ofrecerán recomendaciones a los usuarios de teleasistencia relacionadas con las altas temperaturas como, por ejemplo, evitar salir en las horas más fuertes de sol y mantener una correcta hidratación

fotonoticia_20200719114419_1920
Uno de los centros de teleasistencia de Andalucía | EP
Europa PressEuropa Press
0

El Servicio Andaluz de Teleasistencia de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ofrece recomendaciones para prevenir los efectos del calor en las personas mayores y personas en situación de dependencia en colaboración, como cada año, con el Plan Andaluz para la prevención de los efectos de las temperaturas excesivas sobre la salud 2020, puesto en marcha por la Consejería de Salud y Familias.

Según detalla la Consejería de Igualdad en una nota de prensa, en la actualidad son 231.895 los usuarios de este servicio público, tanto personas mayores de 65 años, personas con discapacidad y personas en situación de dependencia, que tendrán acceso a información y recomendaciones ante las altas temperaturas.

Entre las personas atendidas por teleasistencia hay un perfil mayoritario de personas con más de 80 años –la media de edad es de 82– que es considerado como un colectivo más sensible al exceso de calor en el ambiente.

Así las cosas, durante todo el verano se ofrecerán recomendaciones a los usuarios de teleasistencia relacionadas con las altas temperaturas como, por ejemplo, evitar salir en las horas más fuertes de sol y mantener una correcta hidratación.

Otro rasgo a destacar del perfil que atiende este servicio de teleasistencia es el alto porcentaje de personas que viven solas (el 60%), y algunas de ellas incluso sin contactos a los que acudir en caso de emergencia. “La soledad, unida a la avanzada edad, lo convierten en un colectivo aún más vulnerable ante las altas temperaturas”, subraya la Junta.

Es por esta razón por la que durante los días en los que se informe de una activación de alerta naranja o roja por ola de calor por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y con objeto de disminuir los riesgos en los grupos de población que presentan mayores complicaciones tras padecer golpes de calor, se realiza un seguimiento especial a los de mayor edad que viven solos, de aquellas comarcas o municipios en los que se han producido temperaturas elevadas.

En concreto, son más de 21.000 las personas usuarias del Servicio Andaluz de Teleasistencia con una edad superior a 90 años que viven solas en sus domicilios.

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, destaca al respecto la “labor fundamental” del servicio para prestar atención y seguimiento a las más de 232.000 personas mayores, dependientes y con discapacidad, con el fin de “aportarles tranquilidad y seguridad”. Además, resalta que este servicio “es también un recurso esencial de apoyo al Servicio Andaluz de Salud (SAS), como ya de demostró durante el estado de alarma” y ahora “vuelve a ser un apoyo para ofrecer información sobre las alertas por calor”.

Durante la campaña que se llevó a cabo el verano del año pasado para prevenir los efectos de las altas temperaturas se gestionaron desde el servicio de teleasistencia un total de 156.737 llamadas con este fin. Desde el inicio de la presente campaña el 1 de junio hasta la actualidad se han registrado 58.970 llamadas.

El servicio de teleasistencia permite a sus usuarios mantener el contacto verbal durante 24 horas todos los días del año, con sólo apretar un botón, orientado a personas mayores, en situación de dependencia o con discapacidad que requieran algún tipo de ayuda, proporcionándoles compañía, seguridad y atención rápida en caso de emergencia, así como apoyo a las familias, favoreciendo la conciliación de la vida familiar y laboral.





Se el primero en comentar

Deja un comentario