El Covirán arrasa en Murcia con una gran actuación coral (68-80)

Desde Costa hasta Bressan, los hombres de Pablo Pin rinden a un gran nivel para comenzar con victoria la maratón de partidos que tienen por delante

IMG_5907
Bressan (i) cuajó buenos minutos | Foto: Gabinete
Jero CameroJero Camero
0

El Covirán Granada no está dispuesto a dejar escapar más partido hasta el final de la primera fase. El conjunto de Pablo Pin saltó al parqué del Príncipe de Asturias con ganas de dejar claro que, aunque le falten partidos por disputar debido al coronavirus, aún cuenta con opciones de llegar entre los cinco primeros clasificados de su grupo.

Aun así, el Real Murcia comenzó con mucha más intensidad y acierto que el conjunto rojinegro. Bajo la batuta de Hernández, los de Monclova consiguieron establecer su propio ritmo de juego en los primeros compases del choque. La presencia interior de Robinson también hizo mucho daño a un Iriarte que no parecía estar tan fino como en el partido ante el HLA Alicante de la semana anterior.

El ex nazarí Diego Kapelan también se entonó durante los primeros diez minutos con unos triples decisivos que amenazaron con romper el partido. Pero una de las virtudes de este Covirán Granada es que en los partido siempre va de menos a más. Bropleh necesitó la primera mitad del cuarto para entrar en calor y junto a Murphy, que ingresó desde el banquillo, consiguieron remontar la diferencia para dejar a los granadinos un punto por encima.

En esta ocasión, la tradicional explosión de los rojinegros llegó en el segundo cuarto. Si Bropleh y Murphy fueron los que dinamitaron el primer periodo, los segundos diez minutos fueron para Costa y Manu. El base consiguió adaptarse a la defensa de Real Murcia en todos los sentidos y siempre era capaz de ver el hueco por el que generar los puntos fáciles y a él se le sumó el escolta en uno de sus partidos más precisos de la temporada.

Pero el gran acierto no sirve de nada sin una defensa férrea que le acompañase. Las malas sensaciones que dejaba Iriarte sobre el parqué, la acumulación de personales en Bortolussi y Murphy y la ausencia de Fall, obligaron a Pablo Pin a dar minutos a Gonzalo Bressan. El argentino no desaprovechó su oportunidad y consiguió contener a los interiores de Murcia con mucha solvencia y se impuso a ellos en el rebote.

Con una diferencia de más de 16 para el Covirán, Pablo Pin trató de que la concentración de sus jugadores no se desvaneciera tras el paso por los vestuarios. La intensidad fue uno de los mayores problemas del Covirán desde la vuelta a la actividad tras el parón que produjo el Covid en el equipo. Esta vez, las manos estuvieron más activas que nunca en el conjunto rojinegro. Las habilidades de Manu y Germán en defensa provocaron las pérdidas e impidieron que la reacción local redujese la distancia a menos de diez puntos.

La gestión del cronómetro y las posesiones largas se convirtieron en la biblia del Covirán para los dos cuartos restantes. El Real Murcia hacía el acordeón con el paso de los minutos aprovechando los pocos errores rojinegros en la transición con el balón. Aun así, por cada fallo de los hombres de Pin, llegaba uno de los pupilos de Monclova, por lo que la diferencia no se reducía. La desesperación murciana llegó a su punto álgido cuando ni siquiera fue capaz de efectuar un saque de fondo antes de que pasaron los cinco segundos. Los 80 puntos del Covirán se cerraron con un mate de Gonzalo Bressan que levantó a todo el banquillo rojinegro de su asiento.

Nueva victoria del Covirán Granada, segunda consecutiva, para comenzar una racha de partidos crucial para conocer el balance total de victorias y derrotas con el que los nazaríes pasaran a la segunda fase del campeonato. Y, sobre todo, una nueva demostración de lo que este equipo puede competir aún sin la figura de Bamba Fall, uno de sus hombres más importantes, ni de los dos recientes fichajes, Moisés Andriassi y Edu Gatell, al tratarse de un partido aplazado de la jornada 13.


Ficha técnica:

Real Murcia: Hernández (15), Kapelan (12), Robinson (12), Norris (13) y Solarin (8) -quinteto inicial-, Okeke (0), Rubio (0), Martin (5), Coello (0), Gavrilovic (0), Ablaye (0) y Whelan (3).

Covirán Granada: Costa (9), Díaz (5), Bropleh (11), Bortolussi (8), Iriarte (6) -quinteto inicial-, Murphy (12), Germán (6), Manu (14), Bressan (4) y Pardina (5).

Parciales: 19-20, 11-26 -descanso-, 17-16, 21-18.

Colegiados: Ángel Albacete, Alberto Lázaro y Javier Ávila.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de LEB Oro, disputado en el Pabellón Príncipe de Asturias, que fue aplazado en su día debido a un positivo en el Real Murcia.







Se el primero en comentar

Deja un comentario