La guerra continúa (83-71)

El Covirán Granada se ha impuesto esta tarde al Iberojet Palma y ha forzado el quinto partido de la serie | Los rojinegros se han despedido del Palacio de los Deportes y han homenajeado a Eloy Almazán

Fundacion CB Granada - Iberojet Palma
Carlos de Cobos celebra con rabia uno de los puntos que han permitido al Covirán Granada forzar el quinto encuentro ante el Iberojet Palma | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz EspañaChema Ruiz España
0

La esperanza rojinegra continúa viva y la carrera de Eloy Almazán podrá contar, al menos, con un duelo más. La despedida del Palacio de los Deportes ha terminado de la mejor manera posible para el Covirán Granada, que ha superado todas las adversidades con un auténtico partidazo que manda la eliminatoria de nuevo a Son Moix. El conjunto nazarí, después de firmar un comienzo horrible en el que Iberojet Palma se puso con 15 puntos de ventaja, se ha impuesto por 83-71 al cuadro balear para forzar un quinto encuentro que, ya sí, será decisivo.

Por la calma que envolvió las horas previas al encuentro pudiera parecer que en la eliminatoria estaba ya todo dicho, que el Iberojet Palma, con su triunfo del pasado viernes, ya tenía en su mano el billete hacia la final four y que la jornada estaba únicamente destinada a la despedida de Eloy Almazán y el agradecimiento bidireccional entre la hinchada y los nazaríes. Pero esto no podía alejarse más de la realidad. Granadinos y baleares, ataviados ambos con su segunda indumentaria, tenían mucho que discutir en el pabellón del Zaidín, y más aún en Mallorca.

Tal vez como consecuencia del enrarecido ambiente, el Covirán Granada salió aletargado. Tras el homenaje al capitán rojinegro, cuya presencia motivó el sacrificio de Alo Marín, comenzó un vendaval balear que dejó muy tocados a los de Pablo Pin. Entre Boris Barac y Carles Biviá, que anotó cuatro triples antes de llegar al ecuador del primer cuarto, establecieron una cómoda ventaja de quince puntos sobre el cuadro local, que solo encontró el aro por medio de un tiro de tres de Manu Rodríguez y una entrada de Carlos de Cobos.

Precisamente, una antideportiva del de Sao Paulo sirvió para espabilar a los rojinegros, cuya reacción fue abrumadora. Manu Rodríguez y Xabi Oroz exhibieron nuevamente la habilidad nazarí en el lanzamiento exterior, una faceta que, como viene ocurriendo en toda la eliminatoria, resultó decisiva. Noguera con dos tiros libres y Fran Guerra, devorando el poste bajo, ofrecieron la resistencia justa para evitar la remontada en el primer acto, pero no pudieron evitar que, gracias a un último parcial de siete a cero, la distancia fuese solo de seis puntos al final de los diez minutos iniciales (20-26).

Josep Pérez, que sacó a relucir todo su repertorio para resarcirse del final del último encuentro, inauguró el segundo acto de la misma forma que había cerrado el primero, con un triple que dejaba la diferencia en solo tres puntos, uno tras la posterior canasta de Guille Rubio. Barber anotó para posponer el cambio de ventaja, aunque este era inevitable. Jugando a un ritmo vertiginoso, los rojinegros se gustaban y no tardaron en poner las tablas a 28, aunque con tiros libres de Eloy Almazán y el propio Josep Pérez.

Los mismos protagonistas fueron los encargados de poner al Covirán por delante por segunda vez en el encuentro, respondiendo así a los puntos a pies parados de Álex Hernández. Iriarte amplió a cuatro la ventaja hasta en dos ocasiones, dando inicio a un nuevo encuentro en el que se jugaba a lo que quisiera Josep. El de Llíria, con su tercer triple de la tarde, levantó a todo el Palacio y obligó a Féliz Alonso a parar el crono. En la reanudación, ya sin el ‘10’ nazarí en cancha, los baleares se encontraron mucho más cómodos y, encabezados por Fran Guerra, pusieron las tablas para el descanso (41-41).

Después de pasar por los vestuarios, los dos contendientes se retaron a triples, incapaces de romper ambos el tejido defensivo de su rival. Biviá y Gilbert encestaron por el cuadro visitante, mientras que Almazán monopolizaba las anotaciones locales en el tercer acto. Boris Barac encestó uno de los dos tiros libres de los que dispuso por la enésima falta personal de los rojinegros, que no supieron tampoco frenar una magnífica internada con la que Biviá abrió una brecha de tres puntos que, no obstante, duró poco (47-50).

El guion de la eliminatoria no permitía grandes diferencias, por lo que los puntos seguían alternándose. Manu Rodríguez, Carlos Corts y Sergio Olmos replicaron los golpes de Fran Guerra y Noguera, dejando el empate a 55 a falta de 47 segundos, tiempo que Rodríguez aprovechó para poner a los rojinegros por delante, en esta ocasión desde el tiro libre, y mandar el duelo a su parcial definitivo con un 57-55 a favor de los locales, que habían vuelto a coger impulso.

Dos minutos y medio del último cuarto fueron suficientes para que el cuadro dirigido por Pablo Pin engrosara a diez el colchón sobre los baleares, que, aunque recortaron distancias por medio de Érik Quintela, se estaban viendo completamente superados. Entre Sergio Olmos y Bortolussi llevaron la ventaja a 14 puntos en el ecuador del último acto, aunque fue un triple de Guille Rubio cuando los de Félix Alonso emprendían la remontada (79-68) lo que resultó decisivo.

Entró Eloy Almazán para llevarse una atronadora ovación mientras su rival aún coleaba, aunque sin la fuerza suficiente para impedir el 81-71 con el que el choque ha terminado. Los rojinegros han endulzado su adiós al Palacio esta temporada y ya preparan las maletas para volver a visitar Son Moix, donde tratarán de aprovechar su vida extra. La guerra continúa.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Alejandro Bortolussi, Manu Rodríguez, Joan Pardina, Carlos de Cobos y Sergio Olmos.

También jugaron: Eloy Almazán, Carlos Corts, Xabi Oroz, Josep Pérez, Devin Wright, Guille Rubio y David Iriarte.

Iberojet Palma: Fran Guerra, Álex Hernández, Biviá, Gilbert y Boris Barac.

También jugaron: Kristaps Gluditis, Noguera, Érik Quintela, Reven Barber y Fede Ucles.

Árbitros: Munar Bañón; Lucas Martínez y Marqueta Gracia.

Parciales: 20-26; 21-15; 16-14; 26-16.

Resultado final: 83-71.

Incidencias: Cuarto encuentro correspondiente a los cuartos de final del playoff de ascenso a ACB disputado en el Palacio de los Deportes de Granada ante 5.167 espectadores.



Se el primero en comentar

Deja un comentario