El coronavirus deja a Exfiliana sin ‘Zalabí’, una tradición con más de 400 años de historia

Este domingo, como cada último del mes de abril, habría tenido lugar la Romería en honor a la Virgen de la Cabeza de Exfiliana

IMG-1051
La Virgen de la Cabeza de Exfiliana | Foto: AP
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

El Covid-19 lo está cambiando todo y sin excepciones. Ha paralizado el país prácticamente durante el último mes y medio y ahora luchamos a duras penas para ir superándolo poco a poco y tratar de volver a la nueva normalidad cuanto antes.

El Real Decreto publicado en el BOE el pasado 14 de marzo para declarar el actual estado de alarma incluye, en el último punto de su Artículo 10, la “suspensión de verbenas, desfiles y fiestas populares”; y, en el primer punto del Artículo 11, las “medidas de contención en relación con los lugares de culto y con las ceremonias civiles y religiosas”. Ni a caso hecho se podría haber aglutinado mejor todo lo que significa el ‘Zalabí’.

Vayamos por partes. El Valle del Zalabí es un municipio de la Comarca de Guadix que comprende tres localidades: Exfiliana, Alcudia de Guadix y Charches. En el término municipal de Exfiliana se erige una ermita levantada en el mismo lugar donde, según la leyenda, un pastor se encontró hasta en tres ocasiones a la Virgen de la Cabeza, quien encomendó la construcción de la ermita en dicho emplazamiento.

De esta manera, desde, al menos, 1616, cada último domingo de abril, día en que Exfiliana celebra sus fiestas patronales, se honra a la Virgen de la Cabeza con una Romería en la que su figura, tirada por una pareja de bueyes, es trasladada desde la Iglesia de la Anunciación de Exfiliana hasta la ya mencionada ermita que comparte nombre con el municipio.

Autóctonos y visitantes participan a pie, a caballo o en carroza rociera en un trayecto agradable con ambiente festivo hasta la explanada junto a la ermita. Una vez allí, los más devotos disfrutan de la misa celebrada junto a la Virgen de Jérez del Marquesado y el resto de romeros sacian la sed y el hambre del camino en familia. Al terminar la Romería, la Virgen permanece en la ermita durante una semana, hasta el primer domingo de mayo, cuando es portada en andas hacia el pueblo, donde esperará hasta el año siguiente.

Así las cosas y en vista de los acontecimientos, esta fiesta, caracterizada por reunir a familiares y amigos durante un fin de semana completo, tendrá que posponerse hasta finales de abril de 2021 para volver a llenar de júbilo las calles de Exfiliana después de los meses grises que se nos avecinan hasta que nos deshagamos de este maldito coronavirus.





Se el primero en comentar

Deja un comentario