Cinco sencillas actividades con las que empezar a moverse

Es importante hacer ejercicio físico y llevar un estilo de vida saludable para mejorar la salud

ejercicio fisico correr
Personas realizando ejercicio físico | Foto: Archivo GD
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

El sedentarismo es una de las principales causas de la obesidad y esto conlleva a problemas serios de salud. Por ello es importante hacer ejercicio físico y llevar un estilo de vida saludable. No vale de nada hacer un día deporte con mucha intensidad y dejarlo al día siguiente porque las agujetas no te dejan ni caminar, por ello si esta pensando en practicar alguna actividad deportiva, es importante que se adapte a sus capacidades y sea estimulante para usted, para que no se aburre y termine dejándolo.

Tener a su alcance distintas alternativas con las que practicar deporte de una forma sencilla es muy fácil y en la mayoría de los casos no es necesario el gimnasio, que supone un gasto. Lo ideal es que le ayuden a comenzar, que le señalen cuál es el camino correcto para no dañar su cuerpo y entender como funciona.

Entre la gran variedad de ejercicios existentes, no todos son adecuados para comenzar si nunca ha hecho nada antes. Por ello le mostraremos cinco actividades sencillas que cualquiera puede llevar a cabo y que le servirá para dejar de lado de una vez esa vida pegada al sofá.

El más básico y eficaz, caminar

No hay nada más sencillo, rápido, eficaz y barato que caminar. Deje de coger el coche para cualquier cosa, incluso para tirar la basura en el contenedor de la esquina. No hay nada más sencillo y cualquiera puede llevarlo a cabo, ¡hay que recuperar la costumbre!

Este sencillo ejercicio pone a trabajar muchas partes de su cuerpo y lo más importante, aumenta su riego sanguíneo, por eso de la obesidad y las enfermedades que acarrea detrás, por ejemplo, los infartos. El movimiento ocasionado al caminar hace que su cuerpo queme más calorías de manera automática.

Si es una actividad sencilla, pero no piense que es un paseo tranquilo por el campo, lo ideal aquí es caminar de forma rápida, que se note el cansancio. Es de esa forma como se consigue aumentar el consumo energético y hacer que el cuerpo trabaje más y mejore todo el sistema respiratorio y sanguíneo.

Si lo prefiere puede hacerlo poco a poco, es decir aumente la velocidad de su caminata a medida que lo practique, pongase marcas y vaya batiéndolas poco a poco, eso puede suponer un plus de motivación y cada día se esforzará un poco más. Algunos querrán poner la excusa de que no tiene tiempo para caminar, pero con dedicar tan solo media hora de su vida a mejorar su salud ya habrá servido. Otra opción es realizar el máximo número de recorridos de su vida cotidiana caminando.

La bicicleta es otra buena forma de hacer ejercicio mientras se distrae

Aquí está la segunda alternativa de actividad sencilla, la bicicleta, ya lo dice el dicho “tan fácil como montar en bicicleta”, debe ser cierto si tiene hasta un refrán, aunque a algunos se le resista… Este deporte, como todos, también puede ser progresivo, y adaptarse a la condición física que tenga.

Con este tipo de actividad se pone en funcionamiento, sobre todo, el tren inferior, para que lo entiendan, de cintura para abajo. Intervienen los músculos de las piernas y eso hace que estas se tonifiquen, lo que llaman piel tersa. Pero no solo eso, también se consigue activar la circulación en esa parte del cuerpo y que las piernas duelan menos cuando pasa mucho tiempo de pie.

La activación de la circulación consigue que la aumente la velocidad metabólica y se quemen calorías. Por esto es un buena alternativa, y si estas razones no le han convencido, aquí vienen otras dos, puede hacerlo en interior, sin salir de casa, con una bicicleta estática y mi favoríta, en exterior, con la bicicleta convencional, con la que podrá llegar a cualquier lugar y visitar lugares desconocidos que no le dejarán de impresionar.

¡Al agua pato!

Con la tercera opción toca mojarse, se trata de la natación, otra actividad sencilla apta para todo tipo de personas. Con la actividad anterior, sobre todo, se activaba el tren inferior, nadando activará todas las partes del cuerpo y es por ello que se recomienda tanto, es una de las mejores opciones para iniciarse en el deporte ya que trabaja todos los músculos.

Basándose en las articulaciones, este deporte es poco arriesgado, ya que al practicarse en el agua, las articulaciones sufren un impacto mucho menos que si se hiciera en tierra firme. Los movimientos que se realizan al nadar sin más completos ya que es necesario vencer la resistencia que supone el agua, esto ayuda a que mejore el tono muscular.

Es una actividad intensa, al principio le costará mantenerse en el agua mucho tiempo, pero poco a poco logrará sentir los beneficios que este le proporciona y resistir más tiempo en el agua

Si lo suyo no es correr, la elíptica puede ser una opción

La cuarta opción tiene una máquina de por medio, la elíptica. Es cierto que correr en ocasiones es complicado, es una actividad que requiere de una mejor forma física y lanzarse a la carrera nunca va a ser la mejor manera de iniciarse en el deporte, es mejor ir poco a poco. Es por eso, que la elíptica es una alternativa mejor para iniciarse en el deporte y, si le interesa la carrera, en ella.

Al correr en elíptica se simula el movimiento que se hace al correr, sin embargo, la máquina permitirá que de una zancada sin impacto y con un mayor control del movimiento con la ayuda de los brazos. Es una manera optima de poner el cuerpo a trabajar sin arriesgar la integridad de las articulaciones con el impacto en el suelo.

Esta máquina le posibilita regular la intensidad del ejercicio que está realizando. Es una buena alternativa para comenzar a entrenar y marcarse sus propios niveles que irán aumentando con el paso de los entrenamientos, este ejercicio le ayudará a obtener una mejor forma física.

Le llaman marcha nórdica, pero marcha por Sierra Nevada vale

Esta actividad es menos habitual y por eso está en quinta posición, sin embargo, se considera como buena para iniciarse en el ejercicio. Se trata de la marcha nórdica, o si lo granadizamos, marcha por Sierra Nevada, tal y como se recomendaba en la primera actividad, caminar es una de las mejores alternativas, por eso este tipo de marcha es ideal y con ella activaremos también el tren superior.

Esta actividad es diferente a caminar porque necesitará dos bastones que servirán para realizar una zancada más larga e intensa, incidiendo más en el movimiento y trabajando, a la vez, la parte superior del cuerpo.

Este deporte se debe practicar al aire libre y en contacto directo con la naturaleza, de ahí la opción  de Sierra Nevada. Esto le convierte en una buena válvula de escape a la rutina y el estrés de la gran ciudad. Cada uno adapta la velocidad y los tiempos a su condición física.





Se el primero en comentar

Deja un comentario