Los buitres en Granada: de carroñeros a depredadores

Los agentes del CREA recogen a un buitre desnutrido en Sierra Nevada

foto buitre leonado
Imagen de buitre leonado | Foto: Archivo GD
María Soldevilla MéndezMaría Soldevilla Méndez
3

Es una realidad, un gran porcentaje de los buitres leonados residentes en Granada pasan hambre. El domingo pasado, 22 de septiembre, junto al telesilla Stadium, en Sierra Nevada, un empleado de Vulpis, empresa especializada en material de rescate y emergencias, encontró junto a dos montañeros a un buitre leonado. El ave fue transportado en una furgoneta del SIAC (Servicio de interpretación de Altas Cumbres) y trasladado al Refugio Militar de la Hoya de la Mora, donde más tarde lo recogerían los agentes del CREA (Centro de Recuperación de Animales). «En un primer momento pensamos que era frío, pero más tarde constataron que era desnutrición», informa el empleado de la empresa que encontró al ave.

Como es propio de la especie, estas aves se alimentan de carroña, sin embargo, en octubre de 2009 se aprobó un reglamento de recogida de animales muertos. Este decreto, que empezó como una medida sanitaria preventiva de la EEB (encefalopatía espongiforme bovina), más comúnmente conocida como enfermedad de las vacas locas, ha acabado por suponer un problema para el sistema de alimentación del buitre. Al recogerse los animales que mueren de forma natural o por alguna causa externa, el campo queda libre de reses muertas, siendo estas el 90% del sustento nutricional del buitre leonado.

Sin embargo, ha quedado demostrado que la EEB tuvo su pico más alto en 1997, estando enfermo tan solo el ganado de la década de los 90, debido a unas harinas contaminadas con las que se produjo la comida del ganado. Por tanto, a día de hoy, es más que improbable que quede un ejemplar afectado por esta enfermedad.

La problemática consiste en que el buitre, al no poder alimentarse de carroña, por mera supervivencia, está empezando a recurrir a animales vivos. Ya se ha visto más de un caso en el que el buitre ha atacado a corderos vivos e incluso a humanos, como ocurrió con aquel señor palentino en 2017, que estando en su jardín fue atacado por esta ave carroñera. Este comportamiento, además de ser antinatural, acaba por romper la cadena trófica, en la que los carroñeros, como el buitre leonado, conforman el último eslabón.

Los buitres han ejercido siempre una importante labor ecológica al limpiar la naturaleza, todo ello sin el gasto energético y la contaminación que conlleva la incineración propia del programa de eliminación de animales muertos. También desempeñan una tarea fundamental al evitar la difusión de enfermedades entre el resto de animales.

En España reside el 94% del total europeo de la población de buitres, concretamente 24.600 parejas, por lo que, al poner en peligro a los nacionales, estamos poniendo en peligro a la especie en general, y no deberíamos dejar que esto pase.

 



Comentarios

3 comentarios en “Los buitres en Granada: de carroñeros a depredadores

  1. Avatar

    Juan Ramón Fernandez

    Es falso el 80% de lo que aquí se publica. es falso que el buitre «está empezando a recurrir a animales vivos», así como el supuesto ataque a este señor, así como todos los falsos ataques publicados a ovejas y vacas. Son falacias ideadas en su mayoría para cobrar los seguros o la excusa barata para seguir recurriendo a los venenos.
    Tampoco hay muchos buitres «residentes» en Granada; la mayoría vuela de la cercana Cazorla. La política de retirar las carcasas de los animales muertos creo que también ha dejado de tener efecto. Aparte, en Sierra Nevada y en otros macizos resulta imposible acceder a los barrancos donde mueren muchas vacas. Y por esta razón acuden los bandos de estas utilísimas carroñeras, que limpian la sierra y los arroyos de reses muertas.

    Resumidamente: no, no ha habido un cambio de dieta en lso buitres granadinos (ni ibéricos). Siguen siendo carroñeros… no tienen armas para pasar a las depredación; simplemente, sus garras son cortas y romas y no matan; sus picos y sus cabezas y cuellos desprovistas de plumas largas, están «pensadas» para desgarrar los pellejos muertos y acceder a las cavidades. Lo que el artículo propone es simplemente una patada a la evolución; han sido miles y miles de años de adaptaciones competitivas como para cambiar tan radicalmente en pocos años. Las gaviotas (y hasta las gallinas de corral) son más depredadoras que un buitre.

    • Por favor, cuidado con las aseveraciones que hacéis; los animales carroñeros NO atacan, no se vuelven depredadores de un dia para otro. Harían falta muchas generaciones para este aprendizaje!!! Sí pueden aprovechar animales moribundos en nacimientos problemáticos de reses u otros animales pero en el 99.9% no ‘atacan’. Hay estudios recientes que así lo avalan y desmontan este tipo de infomaciones que sólo són conjeturas. Cuidado. Gracias!!

  2. Por favor, cuidado con las aseveraciones que hacéis; los animales carroñeros NO atacan, no se vuelven depredadores de un dia para otro. Harían falta muchas generaciones para este aprendizaje!!! Sí pueden aprovechar animales moribundos en nacimientos problemáticos de reses u otros animales pero en el 99.9% no ‘atacan’. Hay estudios recientes que así lo avalan y desmontan este tipo de infomaciones que sólo són conjeturas. Cuidado. Gracias!!

Deja un comentario