Boikot: “Venimos al PiconRock con ganas de quemar zapatilla y dar el callo”

La banda madrileña llega al Piconrock tras treinta años sobre el escenario

boikot
Boikot en uno de sus último conciertos | Foto: Facebook Boikot
Álvaro HolgadoÁlvaro Holgado
0

Ya no son unos chavales, saben lo que se hacen. A pesar de llevar más de treinta años sobre el escenario, su mensaje político, lleno de carga social, no se ha desvanecido. Como ellos dicen, siguen “con ganas de quemar zapatilla y dar el callo”, porque para dar cera se nace, no se hace.

Cualidades innatas aparte, Boikot llega este miércoles al Piconrock para aportar al festival un toque de punk. Con ellos estarán Amparanoia, Los Vecinos del Callejón, Long Life y El Niño del Albayzín. Reggae, flamenco, ska, funk, hip hop, pop y rock sonarán a los pies de Sierra Nevada.

El festival, que debe su nombre al Picón, el pico de más de 3.000 metros de Sierra Nevada, surgió en el año 2008 por la iniciativa de un grupo de amigos que buscaban alternativas de ocio en la localidad y que consiguiera revitalizar la vida cultural y económica de la comarca. En 2013, se convirtieron en la Asociación Cultural PiconRock y cada año siguen mejorando el cartel del festival lo que les ha llevado a lograr que este festival sea considerado como uno de los más importantes de la provincia de Granada.

-P: Grosso modo, si hay un momento que marcó vuestra carrera fue la trilogía de ‘La Ruta del Ché’ Casi 20 años después ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Pues fue el inicio de una de las etapas mas guapas que hemos vivido. Una experiencia que nos llevó a muchos rincones de Latinoamerica, donde tuvimos la oportunidad de ir grabando parte de la trilogía, conocimos a mucha peña y bandas. nos empapamos de sus costumbres , cultura y donde su mensaje y reivindicaciones quedó latente y patente en las canciones que la componen.

Desde entonces, hemos seguido creciendo como grupo y como personas, a partir de ahí, cada disco, cada trabajo ha sido un reto que fuimos mezclando, al igual que en la trilogía con música latina, posteriormente con ritmos diferentes de otros países, por los que nos movíamos tocando como fue nuestro paso por los Balcanes y de donde regresamos con nuevos estilos musicales.

-P: Vivimos un momento especialmente delicado en lo social ¿Creéis que se ha perdido el carácter reivindicativo desde la música?

Venimos muchos años tragando a nivel social con los retrocesos politicos educación y sanidad están muy tocados. Venimos tras años de corrupciones que todavía no han terminado, burbujas inmobiliarias que todos estamos pagando junto con sus crisis económica y bancaría, que seguiremos pagando y con un futuro laboral precario para los que vienen y muy dura para los mayores de 40 años, con pagas irrisorías para nuestros mayores que luchan por su blindaje. Claro que es un momento delicado y en la música está. En los diferentes estilos se sigue hablando de estos problemas. La música y su mensaje que sirva para conciencia y para ser altavoz contra aquellos que nos dicen que hay que mirar hacia otro lado. La música, su mensajero y mensaje no pueden ser juzgados, ya que sirven para quitarnos la venda, para bailar pensando.

-P: En las últimas semanas, como ha pasado también en los últimos años, se están cancelando conciertos por cuestiones de discurso político ¿ Cómo afrontáis este tipo de situaciones? ¿Creéis que está apareciendo, en cierto modo, un nuevo tipo de censura?

La censura ha sido uno de los deportes nacionales, pero ahí estamos y en estilos dispares seguirán oyéndose las voces y los mensajes que por más que se quieran arrinconar, condenar y juzgar, mucha gente las seguirán cantando.

-P: Siendo un grupo histórico e icónico para varias generaciones del país ¿Qué tipo de público os encontráis en vuestros conciertos? ¿Hay cruce intergeneracional?

Somos conscientes de que hay un cambio generacional. Lo vemos en los conciertos, lo vemos en los diferentes estilos con los que vamos compartiendo escenario. Mucha gente de nuestra generación andan en su lucha diaria familiar y laboral y nos se les ve como años atrás. Ahora están muchos de sus hijos en los conciertos. Es ese relevo generacional, los que ocupan su lugar. Es inevitable y que no falte, claro. Al final, la música es un sentimiento para divertirnos y comunicar desde que el mundo es mundo.

-P: La influencia en muchos de los grupos que os han secundado en la música punk y rock en España es evidente ¿Con qué grupos más jóvenes os sentís identificados?

Son muchas las bandas con las que nos hemos sentido identificados desde nuestros inicios, nuestros mayores, nuestros Barri, nuestros Leños Los Obus o los Barones nuestra Polla o Kortatu.

Por parte contraría de los mas jóvenes tenemos a No Konforme o Desakato u otras bandas como La Raiz, Zoo, Machete en Boca o los Chikos del Maiz, que vienen con un mensaje muy claro.

-P: ¿Cómo afrontáis esta edición del Picón Rock?

Para nosotros acudir por primera vez a un festival es motivo de satisfacción, así que por nuestra parte intentaremos dar lo que siempre damos y si es la primera vez, como es el caso, pues mira ¡más cera todavía! Con ganas de quemar zapatilla y dar el callo.

-P: Para aquellos que, a pesar de todo, no os conozcan ¿Qué pueden esperar de un concierto de Boikot?

Mensaje, diversión, actitud y mucho corazón.



Se el primero en comentar

Deja un comentario