Arranca la carrera para ocupar el sillón principal de la Plaza del Carmen

Un total de 18 formaciones presentan listas y ya pueden pedir oficialmente el voto para las elecciones municipales del próximo día 26 en Granada

ELECCIONES-ANDALUCÍA-AUTONÓMICAS-VOTAR-VOTOS-7
Una granadina se protege tras una cortina para preservar la intimidad de su voto en unas elecciones | Autor: Antonio L. Juárez
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Hace menos de dos semanas que los granadinos fueron a votar y, tras un brevísimo periodo de entreguerras, por decirlo de forma irónica, vuelven a ser convocados a las urnas. La campaña para las elecciones municipales, que se celebran el próximo día 26, ya está oficialmente abierta. Por si hace falta aclararlo: el único matiz que distingue una campaña de una precampaña, que es donde hemos estado hasta ahora, es que a partir de hoy los partidos políticos pueden pedir el voto sin cortapisas.

En Granada capital lo harán un buen número de formaciones, a saber: PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vamos Granada, Centrados en Granada, Partido del Bienestar, Equo, Vox, Granada Verdad y Democracia, Granada Liberal Españolal, Partido Contra el Maltrato Animal, Partido Socialista Libre, Por un Mundo Más Justo, Más Granada, Nación Andaluza, Partido Comunista del Pueblo Andaluz y Partido Jubilados por el Futuro.

Un total de 18 partidos que pelearán (democráticamente) por los 27 sillones del salón de plenos y por supuesto por el principal de ellos, el de la alcaldía. El que, desde la recuperación de la democracia, han ocupado cronológicamente Antonio Jara, Jesús Quero, Gabriel Díaz Berbel, José Enrique Moratalla, José Torres Hurtado y Francisco Cuenca.

Cuenca, alcalde desde mayo de 2016, aspira a seguir en su cargo y ha hecho una precampaña peculiar. Ha intensificado su presencia en los barrios y como alcalde, que no como candidato, ha anunciado, por ejemplo, la inminente finalización de una obra esperada como el colector de Gonzalo Gayas. También le ha dado por fin uso al antiguo botellódromo como recinto de uso deportivo (que, al tratarse de una reapertura y no de una inauguración, ha podido difundir sin contravenir la ley electoral) y ha avanzado la creación de un Parque Tecnológico de 40.000 metros cuadrados en la zona del Cortijo del Conde.

Pero también ha tirado por lo alto Sebastián Pérez, candidato del Partido Popular. Más aún, si cabe. En su programa electoral figuran obras de calado y gran presupuesto como un túnel que conecte la ciudad de norte a sur, unas escaleras mecánicas para subir a la Alhambra o un embarcadero en el Genil, además de rescatar del baúl de los recuerdos el teleférico a Sierra Nevada.

Ciudadanos tiene a Luis Salvador como cabeza de lista. Su programa contempla iniciativas como la creación de una Concejalía de Emprendimiento, la defensa de autónomos, pymes, empresas y Universidad como entidades generadoras de empleo y la conversión definitiva de Granada en Ciudad Inteligente (o Smart City, como dicen los más anglófilos), así como el impulso a la capitalidad europea de la Cultura en el año 2031. El candidato ha transmitido esos mensajes, pero también ha calado bastante, y probablemente eso no le habrá gustado mucho, el estudio que vinculaba la forma de su cráneo con sus aptitudes políticas.

Unidas Podemos y su alcaldable, Antonio Cambril, han apostado por un discurso ecologista anunciando un Anillo Verde, un circuito de casi veinte kilómetros que iría desde Cenes de la Vega hasta Jun. También ha hecho hincapié en que Granada tiene que ser una ciudad transitable para todos, sin más barreras arquitectónicas que las estrictamente necesarias.

Vox llega a los comicios sin superar del todo una crisis interna de envergadura y que ha dado lugar a una escisión. De hecho, sus partidarios deben decantarse entre Onofre Miralles, que lidera la candidatura de Vox, y Julio Vao, expresidente provincial del partido y que está al frente de Granada Liberal Española, sucursal granadina de Proyecto Liberal Español. En cuanto a su discurso, Vox ha sido bastante explícito: la reconquista de España (o sea, su reconquista) comenzó con las elecciones andaluzas, donde logró un parlamentario en Granada; siguió con las generales, donde obtuvo un acta de diputado en la provincia, y terminará de cristalizar en la propia capital.

Vamos Granada también ha pasado lo suyo. De hecho, los tres concejales que obtuvo en 2015, cuando muchos granadinos eligieron esa opción pensando que era una marca blanca de Podemos, lideran listas diferentes. Marta Gutiérrez es la que se mantiene en Vamos Granada, que concurre como un partido de perfil muy localista, ha incorporado a las exconcejales Mayte Olalla y Lola Ruiz y quiere hacer de Granada una ciudad saludable, sin problemas energéticos y libre de corrupción, entre otras cosas.

Los otros dos ediles que estuvieron en Vamos Granada y ya no están encabezan otras formaciones. Pilar Rivas, el Partido del Bienestar de la Gente y Luis de Haro, de quien se especulaba que se retiraría de la vida pública, Granada Verdad y Democracia.

A decir de muchos, esos dos tienen más posibilidades de restar (a la izquierda) que de sumar, hipótesis que también se puede aplicar a Juan García Montero y su Centrados en Granada, pero en su caso por el flanco derecho.

Por lo demás, hablar de favoritos, de coaliciones y de combinaciones es entrar en el reino de las conjeturas, y ésa es otra historia. El caso es que, desde ahora mismo y hasta última hora del día 24 (el 25 es jornada de reflexión), los granadinos recibirán más propuestas, nuevas promesas y ambiciosos proyectos. Después de lo cual, y eso es lo más importante, deberán decidir.

 

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario