Andalucía cuenta con 7.551 camas hospitalarias y 1.076 plazas en UCI disponibles

En los hospitales públicos hay en este momento 5.388 camas no ocupadas, mientras que en los centros hospitalarios privados son 2.163

fotonoticia_20200330153535_1920
El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

Andalucía dispone en estos momentos de un total de 7.551 camas hospitalarias y de 1.076 plazas en UCI disponibles en centros hospitalarios para atender a las personas contagiadas por coronavirus, de manera que hay capacidad “para absorber” la posible llegada de pacientes contagiados en los próximos días, dado que está previsto que las cifras de positivos sigan aumentando.

Así lo han anunciado este lunes los consejeros de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, que ha dado luz verde a la activación del plan de contingencia 9.000, para estar preparados en caso de que se alcance esa cifra de contagios en la comunidad autónoma en próximos días.

Según ha detallado Aguirre, en los hospitales públicos hay en este momento 5.388 camas no ocupadas, mientras que en los centros hospitalarios privados son 2.163, lo que arroja 7.551 camas hospitalarias disponibles. En cuanto a las UCI, son 516 no ocupadas en centros públicos y 560 en centros privados, con lo que la disponibilidad asciende a 1.076.

En este sentido, Aguirre ha reiterado que en estos momentos hay “espacio suficiente” en los hospitales públicos y privado para atender la demanda asistencial que puede haber en los próximos días, sobre todo, si se alcanza ese pico de 9.000 personas contagiadas.

“Ese escenario tendríamos capacidad de absorberlo perfectamente en nuestro sistema sanitario”, ha señalado Jesús Aguirre, quien ha recordado que ya se han incorporado 3.584 nuevos profesionales sanitarios. “Estamos volcados en que tengamos el máximo espacio en los centros y el personal” para atender a las personas que vayan llegando, según ha apuntado.

Ha añadido que sobre la mesa está la posibilidad de habilitar hoteles o residencias de tiempo libre, pensando en otros posibles escenarios de un mayor número de contagiados.

Por su parte, Elías Bendodo ha señalado que el Gobierno andaluz tiene claro que hay que “anticiparse” porque “no podemos esperar a que el virus reaccione, sino que tenemos que anticiparnos”, de ahí la activación del plan 9.000.

Ha señalado que las más de 7.700 camas disponibles en este momento son tres veces más que las ocupadas a día de hoy, mientras que las más de 1.000 plazas en UCI son cinco veces más que las ocupadas actualmente en Andalucía.

Ha añadido que el Gobierno andaluz ha comprado cinco millones de mascarillas en el mercado chino, de las que ya han llegado importantes remesas; hay un abastecimiento suficiente de respiradores, y se han fabricado 24.000 PCR para la detección del virus, pero “urge” que el Ejecutivo nacional mande a las comunidades los materiales necesarios y, sobre todo, test rápidos.

Asimismo, ha indicado que dentro de la estrategia de medicalizar hoteles, ya está listo el hotel Alcora de la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, a donde ya han empezado a llegar los primeros pacientes procedentes de residencias de ancianos. Además se ha referido a la preparación que se está llevando a cabo del pabellón de la ciudad deportiva Carranque de Málaga para acoger un hospital auxiliar con 400 camas, en la provincia andaluza por mayor número de casos positivos en este momento.

De otro lado, Aguirre ha manifestado, tras ser preguntado sobre cuáles cree que son los motivos de que en esta jornada se haya conocido el mayor aumento en número de contagios, que la explicación está en que se han aumentado las muestras realizadas a personas para detectar la enfermedad, puesto que normalmente venían siendo unas 1.900 diarias y ayer se hicieron 2.700.

“Mientras más muestras tengamos, más positivos saldrán”, según ha sentenciado el consejero de Salud, quien ha señalado que las pruebas para detección del virus se focalizan en este momento en en pacientes con criterios de ingresos a nivel hospitalario, en profesionales sanitarios en contacto con contagiados y en residencias de mayores.

En cualquier caso, ha querido dejar claro que las variables clínicas más importante son pacientes ingresados, pacientes en UCI y fallecidos.







Se el primero en comentar

Deja un comentario