Amenaza a un policía con una catana al descubrir una plantación de marihuana en Baza

Los agentes de la Policía Nacional de Baza han detenido a un varón de 23 años, nacionalidad española y con antecedentes policiales

Plantacion_cueva
Plantación escondida en una cueva
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Baza a un varón de nacionalidad española y con antecedentes policiales, como presunto autor de sendos delitos de atentado contra la autoridad y tráfico de drogas, por haber amenazado de muerte con una catana a un policía de servicio, descubriendo posteriormente la plantación de marihuana que escondía en el interior de una cueva. El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día doce del presente mes cuando un policía, que estaba realizando labores policiales en una calle de la localidad de Baza, observó como una persona desde la cima de un cerro próximo se encontraba de pie gritando y exhibiendo una catana. Tras dirigir su atención hacia dicha persona, la cual se encontraba visiblemente agitada, el agente de policía pudo oír claramente como profería amenazas de muerte contra él. Acto seguido se dirigió, subiendo el cerro, hacia el lugar desde donde provenían dichas amenazas con la intención de averiguar cuál era la razón de esa conducta tan agresiva e intentar tranquilizar la situación.

Una vez que el agente alcanzó la posición a la que se dirigía fue recibido de manera hostil, abalanzándose el detenido de forma inesperada sobre el policía e iniciándose un forcejeo entre ambos. Fue en esos instantes cuando llegó al lugar una dotación de policía, cuyos integrantes hubieron de intervenir de forma inmediata tras observar que el primer agente iba a ser agredido con una piedra de grandes dimensiones, consiguiendo finalmente reducir y detener a dicha persona.

Una vez detenido el presunto agresor los agentes actuantes pudieron percibir, en el  mismo lugar donde se encontraban, el fuerte olor típico de las plantas de cannabis sativa, centrándose ahora en encontrar el origen del mismo. Tan sólo unos instantes más tarde hallaron en el cerro dos oquedades excavadas a modo de cueva a una profundidad de metro y medio en cuyo interior se encontraron un total de ocho plantas de la mencionada especie. En el mismo lugar los agentes encontraron  diversos elementos destinados a favorecer el crecimiento de las plantas como abono, útiles de cultivo, transformadores eléctricos, una lámpara y un ventilador, así como un sistema de cableado eléctrico.

Una vez intervenidas las plantas estas arrojaron un peso en bruto ligeramente superior a los tres kilos. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario