Agron y Huetor Tajar trabajan dentro de un proyecto Europeo para ser ecológicamente responsables

Gracias a la Diputación han participado en una experiencia piloto de desarrollo sostenible, cofinanciada por el Fondo Europeo INTERREG MED

FOTO REPORTAJE DIPUTACIÓN (1)
Los alcaldes de Agrón y Huétor Tájar se reúnen con la diputada de Empleo, Ana Muñoz Arquelladas | Fotos y vídeo: Javier Gea
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Los municipios de Agrón y Huétor Tájar se han convertido en los primeros municipios ecológicamente responsables de España en una experiencia piloto, cofinanciada por el programa del Fondo Europeo INTERREG MED, que ha elegido a Granada como una de las diez ciudades participantes del proyecto ‘ESMARTCITY’, con el que pretenden crear unas bases para que las ciudades cuiden el medioambiente a través del ahorro energético.

Los alcaldes de Agrón y Huétor Tájar y la diputada de Empleo

Para la alcaldesa de Agrón, Pilar López, esta experiencia ha sido “muy positiva”, ya que han visto cómo los costes en la iluminaria pública se han reducido de manera significativa. “Con el presupuesto de algo más de 17.000 euros, hemos cambiado unas 40 farolas muy antiguas, que, a pesar de que se había cambiado el tipo de bombillas por las de bajo consumo, no se habían modernizado desde que se instalaron. Ahora se han puesto farolas de última tecnología que gestionamos a través de un sistema de telegestión. Hemos ganado en calidad de iluminación una barbaridad, reducimos costes para el municipio y estamos respetando el medio ambiente”, explica orgullosa la regidora.

Un proyecto que en este municipio ha sido muy importante puesto que les ha permitido seguir desarrollando todos los puntos incluidos en la Ordenanza de Protección del Cielo Nocturno que desde 2017 se ha implementado en este pequeño pueblo de la comarca del Temple, colindante con Alhama de Granada. Y es que los casi 300 habitantes agroneños son muy conscientes de que tienen que preservar el medioambiente para seguir disfrutando de las inmejorables vistas que los más de 1.000 metros de altitud sobre los que se encuentran les permiten tener de las Sierras de Vera y de Mora que les rodean.

También en Huétor Tájar son conscientes de la importancia de cuidar el entorno. Por eso, hace ya un tiempo que decidieron cambiar los proyectores de iluminación del campo de fútbol y del polideportivo “que antes eran metálicos de 2.400 watios y ahora hemos instalado LED de 900 watios”. Estos nuevos focos les permitieron reducir hasta en un 50% el consumo energético del municipio. Ahora, gracias al proyecto piloto de ‘ESMARTCITY’ podrán reducir hasta un 20% más ese coste municipal con la instalación de unos drivers que permitirán ajustar el tipo de iluminación del pabellón deportivo según las necesidades de uso.

Así lo explica Javier Nuño, técnico de Obra Civil del Ayuntamiento de Huétor Tájar, quien comenta que los 10.000 euros que les han concedido de los fondos europeos han creado una plataforma de telegestión que “va a ser el embrión de una plataforma ciudad para gestionar cualquier necesidad del Ayuntamiento”.

En este municipio del Poniente granadino de 10.200 habitantes, ya contaban con una estación medioambiental que les permitía conocer en tiempo real la calidad del aire a través de las partículas en suspensión, de la temperatura y de la humedad. Además, el campo de fútbol tiene una estación de aforo para contabilizar las personas que asistían al recinto “algo fundamental ahora que estamos en plena pandemia del coronavirus y que, si al final pueden volver las competiciones oficiales, va a ser muy importante para no incumplir las restricciones de público”, señala Nuño, quien recuerda la relevancia que ha tenido que la Diputación de Granada les haya elegido para participar en este proyecto “porque es una forma de seguir avanzando en la telegestión y el ahorro de costes del Ayuntamiento”.

Y es que estas dos localidades ya trabajaban desde hace tiempo en ser ecológicamente responsables y ahora se van a convertir en ejemplo para todos aquellos municipios de menos de 20.000 habitantes que, como ellos, quieran reducir costes municipales, a la vez que ayudar a sus vecinos a cuidar del medioambiente.





Se el primero en comentar

Deja un comentario