Los abogados granadinos de oficio hicieron casi 1.900 asistencias durante el estado de alarma

Representa una media de más de 16 al día; además, el Colegio de Abogados ha registrado 1.203 solicitudes de Justicia Gratuita

Descubrimiento de la placa en homenaje a la Abogacía de Oficio
Descubrimiento de la placa en homenaje a la Abogacía de Oficio | EP
Europa PressEuropa Press
0

Los letrados granadinos adscritos al Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuita realizaron 1.892 asistencias durante el estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus, lo que representa una media de más de 16 al día, y el Colegio de Abogados ha registrado 1.203 solicitudes de Justicia Gratuita.

Así se ha puesto de manifiesto durante el homenaje que la Abogacía de Oficio de Granada ha recibido este martes por su papel como garante de la tutela judicial efectiva en condiciones de igualdad, un reconocimiento impulsado por Ayuntamiento de Granada y el Colegio de Abogados que, a través de una placa en la fachada del edificio judicial de La Caleta, han querido ensalzar la labor de este colectivo profesional en favor de la sociedad.

Durante el acto también se ha informado de que, sólo en el primer semestre de 2020, el Servicio de Orientación Jurídica del Colegio ha tramitado 3.508 expedientes de AJG, a los que hay que sumar 2.910 generados en las asistencias y los 650 solicitados por los juzgados, lo que hace un total de 7.068 casos en la provincia entre enero y junio.

El primer teniente de alcalde y presidente de la Comisión de Honores, Sebastián Pérez, ha subrayado el valor de “una distinción que es fruto del acuerdo unánime de todos los grupos políticos de la Corporación”, lo que según ha indicado “evidencia que el cien por cien de los granadinos, a través de sus representantes municipales, ha determinado este reconocimiento humilde, pero cargado de simbolismo”.

Para el decano del Colegio de Abogados granadino, Leandro Cabrera, el acto es “un sencillo gesto, pero es mucho más, porque se trata de visibilizar, de materializar, de poner en valor el trabajo de los abogados de oficio, una labor muchas veces callada, sorda y, a menudo, ingrata, pero que es absolutamente fundamental hacer valer los derechos de la ciudadanía y salvaguardar el principio de tutela judicial efectiva y una defensa jurídica digna para todos”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario