Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

            

Vídeo | La Torre de la Justicia abre sus puertas con un recital de piano y violín de la obra ‘Sherezade’

La Alhambra abre al público la Torre de la Justicia, tras la restauración de sus habitaciones interiores, con un concierto del violinista Pablo Martos y el pianista Calio Alonso

Foto: Captura YouTube
Redacción GD


image_print

La Torre de la Justicia se convierte el en punto de lectura y caja de música estando previsto el préstamo de guías, libros de consulta, catálogos de exposiciones, y cuentos infantiles, todos ellos en varios idiomas.

Todas aquellas personas que lo deseen podrán leerlos en el Bosque de la Alhambra o en cualquier punto del itinerario de visita por el monumento.

Esta iniciativa se convertirá en un añadido a la visita, ya que será posible escuchar en una torre de la fortaleza nazarí el sonido de un piano o se tendrá la posibilidad de leer un cuento a un niño.

Además, los estudiantes con capacidad de interpretación de la música clásica tendrán la posibilidad de tocar el piano vertical que el espacio acoge, además de otros instrumentos propios, previa solicitud en la web del Patronato de la Alhambra.

El último pleno del Patronato de la Alhambra aprobó la modificación sobre el uso de este espacio que, anteriormente, figuraba en el plan director del monumento para destinarlo a un uso cultural.

Con esta iniciativa, se recupera la finalidad didáctica que se desarrolló en las habitaciones superiores de la Torre de la Justicia durante los siglos XIX y XX. De hecho, fue el origen de la Biblioteca de la Alhambra, que conservaba y albergaba parte del legado del Duque de Loring y de las donaciones realizadas en 1909 por el conde de Romanones.

La restauración del interior de la Puerta de la Justicia ha contado con un presupuesto de 430.135 euros y ha sido llevada a cabo por el servicio de Conservación del Patronato de la Alhambra y Generalife, bajo la dirección técnica del arquitecto granadino Pedro Salmerón.

La intervención ha consistido en la adecuación interior de las habitaciones abovedadas, renovándose los acabados e instalaciones y liberándose puntualmente determinados espacios.

La Torre de la Justicia alberga uno de los principales accesos al recinto de la Alhambra, desde el momento de su construcción, durante el reinado de Yusuf I, en 1348. Está formada por una planta rectangular dividida en dos pisos y una terraza, que se integra en la muralla de la ciudad palatina, junto con otras 26 torres diferentes.

Fue residencia del alcaide de la Puerta desde la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos hasta la llegada de las tropas francesas, en 1810. Pocos años después, se convirtió en vivienda de los guardas del recinto hasta que, desde la última década del siglo XIX y principios del XX, se ha destinado a uso administrativo y, ocasionalmente, residencial.

En este sentido, el responsable del conjunto monumental, Reynaldo Fernández Manzano, ha explicado que con esta nueva finalidad se revitaliza la historia de la etapa romántica en la Alhambra, la cual albergó a numerosos artistas, como es el caso de Ángel Barrios, Manuel de Falla e Isaac Albéniz, entre otros, y en la que la música de guitarra y piano “siempre han estado muy presentes como seña de identidad” siendo ésta “la Alhambra de los artistas”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.