" />
Sábado, 25 Marzo, 2017

Victoria Beckham: ‘En España es difícil ser mujer’



image_print

La mujer de David Beckham se siente mejor en su matrimonio desde que vive en Los Ángeles. Victoria Beckham afirma que en España es más difícil ser mujer que en Estados Unidos, y que allí percibe que su relación con David está más igualada. La diseñadora también ha hablado sobre el interés por la moda de su hijo Romeo.

Victoria Beckham sintió que su matrimonio se desequilibraba durante su estancia en España, acompañando a su marido David mientras jugaba para el Real Madrid. La ex Spice Girl afirma que la relación entre ambos no era de igualdad, pero que la situación se reestableció cuando se mudaron a Los Ángeles.

“España me pareció un poco peliaguda. Estados Unidos se basa en la igualdad, no importa si eres hombre o mujer. España es más difícil para las mujeres”, ha declarado a la revista británica “Harper”s Bazaar”. “Pero en el mismo momento en que aterrizamos (en Los Ángeles), esa igualdad se restableció (entre David y ella)”.

Los Beckham se trasladaron a vivir a Madrid mientras duró el contrato de David con el Real Madrid. El equipo Los Angeles Galaxy ofreció al futbolista un fichaje por 170 millones de euros, que David aceptó; por lo que la familia se mudó a la capital californiana.

La conocida como “Posh Spice” ha explicado además la pasión que siente su hijo mediano, Romeo, por la moda. El pequeño, de siete años, se empeña en acompañarla a su trabajo como diseñadora mientras sus hermanos juegan en la playa.

Allí, revisa los catálogos de ropa y toca los tejidos, para después darle su opinión sobre ellos a su madre. “La pasada noche salimos a cenar y Romeo se vistió con traje, camisa y corbata. Si pudiera, se vestiría así cada día. Le encanta la moda”.

Victoria ha admitido en anteriores ocasiones que deja que sus hijos influyan en sus decisiones a la hora de elegir modelito. “Mis hijos son mis mejores asesores de estilo, porque son muy honestos. Recuerdo que una vez estaba llevando una capa de “Chanel” y unos pantalones pitillo, y al bajar por las escaleras mis hijos me vieron y dijeron “¡Mamá, pareces Batman!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *