Miércoles, 18 enero, 2017

Vestirse a capas es un ‘royo’

Un post de Xiomara Raya

jersey-mujer-lacoste
Chica vestida a capas Foto: Lacoste


image_print

Lo primero que pienso cuando tengo frío y he de vestirme, es en jersey gordos que me hagan parecer un oso polar. Pero esto es un arma de doble filo, porque cuando llegas a algún lugar con calefacción, te encuentras sudando como lo harías en el gimnasio, y además de resultar incómodo en sumo grado, al volver a salir a la intemperie lo más lógico es que te lleves a casa esa bonita pulmonía que te esperaba en la puerta del local.

Así que lo ideal sería vestirse de forma que pudiésemos ir eliminado o añadiendo capas en función del frío o del calor que haga allá donde vayamos. Pero esto así dicho parece fácil, pero no lo es tanto. Veamos algunas reglas o consejos para conseguir un look a capas.

Las capas de ropa que te pongas en primer lugar deben tener alguna lógica o conexión. El look que se consigue con un jersey es un look fácil y rápido que requiere poca preparación. En cambio, las capas pueden resultar odiosas porque cuesta encontrar piezas de diferentes grosores, que permitan seguir articulando los codos, que cuadren entre sí, ya sea por color, por los tejidos o por idea final de la imagen que tienes en tu cabeza y que te gusten, claro.

Veamos, según los consejos de las gurús en moda, en primer lugar habría que poner una capa ligera y traspirable de ropa interior. Algo térmico que no retenga la humedad. Y que no huela, que eso no lo dicen en ninguna parte. Poliéster, lana merina o seda son las telas aconsejadas.
El algodón es buena idea si no sudas demasiado, porque retiene la humedad y tarda en secarse.

Posteriormente un jersey no muy grueso y sin capucha, ya que vamos a aportar mucho volumen, así que la capucha, sobra. Puede ser de algodón, lana o mezclas de poliéster. Al ser holgado permite dejar pasar el aire, y crea una capa térmica que mantiene el calor.

Encima, como capa número tres, deberás poner un abrigo impermeable a ser posible. Finaliza con gorro, bufanda y guates. Sobre las miles de estilosas maneras de ponerse una bufanda, hablaremos otro día…

Esto es lo básico, pero ¿y si queremos además de vestir cómodamente a capas, crear estilo, ir mas a la moda? Pues aquí sí que tenemos un problema. La cosa se complica. Pero nada es imposible. Veamos;

Nº 1- Podemos usar una camiseta en primer lugar como hemos comentado antes.
Nº 2 – Posteriormente, un jersey fino de cuello vuelto.
Nº 3 – La tercera capa, una blusa que deje asomar el cuello.
Nº 4 – Un chaleco encima de la blusa sin mangas. También podemos poner como cuarta capa, en vez de un chaleco que tanto se lleva ahora, otro jersey con el cuello más abierto, que permita ver la blusa y el cuello vuelto
Nº 5 – Encima de este, un abrigo. . Ancho, claro para poder meter los brazos momia, que llevamos con mil capas.

Muchas veces el truco esta sencillamente en ir poniendo capas más pequeñas e ir cubriendo mas y mas de tu cuerpo. Puede servirte de orientación si andas muy perdida.

Así que voy a ver si destrozo mi armario nuevamente, que voy a salir. Me quedan tres horas para la cita. ¿Me dará tiempo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *