Lunes, 23 Octubre, 2017

            

UPyD promete poner “alfombra roja” a los pequeños empresarios “porque son los que generan empleo”

La formación magenta propone medidas para eliminar trabas administrativas para la creación de empresas e importantes rebajas fiscales para las que ya están operativas

Foto: Gabinete


image_print

UPyD lo tiene muy claro: hay que ponerle una “alfombra roja” a los pequeños empresarios y a los emprendedores que quieren montar un negocio “porque son los que generan economía y empleo y los que hacen posible el estado de bienestar”.
Así lo ha manifestado la candidata a la Alcaldía, Mayte Olalla, durante la presentación de las propuestas de la formación magenta para autónomos y pymes, colectivos que, según ha resaltado la número cuatro de la lista, Nuria Martínez, son “fundamentales para el tejido granadino y para el crecimiento económico de la ciudad”.
Martínez Chicón ha desgranado un decálogo de medidas que están en el programa electoral de UPyD y que considera “factibles y ejecutables desde el primer día”. Entre ellas, la principal es establecer una administración local que facilite el trabajo de los pequeños empresarios y los autónomos disminuyendo las trabas administrativas, reforzando la unidad de mercado y haciendo más sencillo el inicio de una actividad empresarial.
Asimismo, UPyD aboga por erradicar la morosidad pública y luchar “de manera implacable” contra la morosidad privada, penalizando a quienes no paguen en la contratación pública y avisando a los subcontratistas de todos los pagos públicos realizados al proveedor principal.
Rebajas fiscales en impuestos como el IVA o el IBI, exención del IRPF a quienes ganen menos de 14.000 euros brutos al año o una auténtica Ley de Segunda Oportunidad “amplia y que incluya deudas con Hacienda y Seguridad Social” son otras propuestas de UPyD, así como facilitar el acceso a la formación y reforzar la inspección de trabajo “para evitar los abusos y hacer florecer la economía sumergida”.
Mayte Olalla ha hecho hincapié en que, en Granada, el 53% de las empresas son unipersonales y el 96% tienen menos de 50 trabajadores, lo que en la práctica quiere decir que el tejido empresarial de la capital está casi por completo integrado por pymes. Y en ese sentido ha dejado claro que a éstas no se les puede “echar atrás” a base de impuestos que graven su actividad. “Sabemos que no se pueden eliminar todos, pero sí hacerlos más coherentes. Hay empresas que apenas generan basura y se les cobra por ella como si fueran una industria”, ha destacado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *