Martes, 17 Octubre, 2017

            

Una sola voz para más de 4.000 pacientes granadinos

Alrededor de 20 asociaciones de pacientes de Granada se han aliado en una plataforma para defender sus derechos, reforzar el diálogo con las gerencias hospitalarias y mejorar la atención primaria y hospitalaria

Marta Castillo, la presidenta de Fegradi y Antonio Hermoso, el presidente de AOGRA comentan a Granada Digital los detalles de la nueva plataforma de asociaciones | Fuente: Lupe Martín
Ángela Gómez


image_print

La unión hace la fuerza. Recientemente, las principales asociaciones de pacientes de la provincia de Granada se han constituido en una plataforma para defender sus derechos ante la sanidad pública.

De este modo, casi una veintena de asociaciones de pacientes, con proyección a unirse más, buscan reforzar el diálogo con los interlocutores de los hospitales granadinos para conseguir mejoras en la atención de los usuarios. Entre ellas se encuentran AECC, Agrajer, Fegradi, Alcer, Asogra, la de párkinson, fibromialgia, etc. De manera tangible, la plataforma representa a más de 4.000 pacientes, pero los logros que consiga, sin duda, beneficiarán a más personas, estén o no, bajo el manto de estas asociaciones.

“El objetivo es influir y hacer presión, de manera constructiva, en la mejora de la asistencia sanitaria en los hospitales de Granada, así como en la atención primaria”, explica a Granada Digital Antonio Hermoso, el presidente de AOGRA (Asociación de Ostomizados de Granada) y portavoz de la nueva plataforma.

“Los hospitales tienen unos órganos de gobierno que incluyen comisiones de participación, pero ahí no están incluidas todas las asociaciones”, apostilla Marta Castillo, presidenta de Fegradi. “Queremos ser una sola voz ante la administración sanitaria y colaborar con médicos, enfermeras, farmacéuticos, e incluso colegios oficiales, para mejorar la asistencia sanitaria”, añade a la conversación Antonio Hermoso.

La plataforma, que acaba de echar a andar, ya ha trasladado sus primeras peticiones. Una de ellas guarda relación con la accesibilidad en el Hospital del PTS. “Hay mucha distancia entre la zona de aparcamiento y el acceso al área de hospitalización. Eso es un problema para personas con movilidad reducida. Por este motivo hemos solicitado que les permiten acceder con su vehículo hasta la misma puerta”, nos explica Marta Castillo. La plataforma también ha propuesto a los gerentes de los hospitales, con los cuales ya se han reunido, que ambos complejos hospitalarios cuenten con intérpretes de signos para facilitar la atención a las personas sordas de la provincia.

Archivo GD

 

ATENCIÓN PRIMARIA

Otro de los puntos donde la asociación ya está haciendo hincapié es el relativo a la atención primaria. “Muchas veces los médicos de atención primaria te derivan a los especialistas para las pruebas diagnósticas”, explica Castillo, “pero algunas podrían hacerse directamente en atención primaria”, aposilla.

“El seguimiento de los pacientes crónicos se podría hacer desde los propios centros, por comodidad para el paciente y para que tu médico tenga una valoración global de tu estado. Y, luego, que te remita al especialista si fuese necesario”, explica la presidenta de Fegradi.

“LAS COSAS QUE SE HAN GANADO, DEBERÍAN MANTENERSE”

Respecto a cómo ha influido el proceso de fusión-desfusión hospitalaria de Granada, tanto Hermoso como Castillo coinciden en afirmar que, por el momento, está siendo una de cal y otra de arena.

“Contar en Granada con dos hospitales completos beneficiará mucho a los usuarios de las asociaciones, y a la población en general, siempre que vuelvan mejorados y que superen las deficiencias anteriores. Por eso queremos estar ahí, para estar informados y lanzar nuestras propuestas”, explica Antonio Hermoso.

Sin embargo, ya hay servicios que ‘fallan’ en ese aspecto. Antonio y Marta se refieren a la unidad de diálisis. “Este servicio se concentró en el Hospital del PTS, poco antes de que arrancase todo el proceso de fusión, y mejoró bastante”, nos cuenta Antonio. Ahora, el servicio se ha duplicado, y está presente en el centro Licinio de la Fuente. “El del PTS va bien, pero en el de Licinio, las condiciones siguen sin ser las adecuadas, teniendo en cuenta que muchas personas pasan demasiadas horas de su vida enganchadas a estas máquinas”, pone como ejemplo Antonio Hermoso. “Las cosas que se han ganado, deberían de mantenerse”, afirma el presidente de AOGRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *