Lunes, 22 de Octubre de 2018

            

Un muro por apuntalar

La salida de Menosse deja el eje de la zaga corto de efectivos para afrontar la temporada

Germán Sánchez y Víctor Díaz | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Diego Martínez y la dirección deportiva tienen que enfrentar ahora el problema de cómo estructurar la parcela de los centrales. Si bien los laterales parecen cubiertos a la perfección con Víctor Díaz y Quini por la derecha y Álex Martínez y el recién ascendido Adri Castellano por la izquierda, la salida de un Menosse que ya ha oficializado su fichaje por el Belgrano plantea dudas sobre el devenir del corazón de la defensa rojiblanca.

Actualmente, el Granada cuenta con tres centrales naturales: Germán, Saunier y Pablo Vázquez, que todo indica que tendrá ficha con el primer equipo. Lo habitual en cualquier equipo es contar con cuatro jugadores capaces de emplearse en esta demarcación, de modo que una posible lesión o sanción no lastre excesivamente los planes de los entrenadores.

Precisamente en este apartado es donde más sufre el Granada. El factor que más condiciona la toma de decisiones reside en Matthieu Saunier. El central galo se encuentra actualmente ejercitándose con el equipo pese a estar en la rampa de salida aunque, al igual que la pasada temporada, no vería con malos ojos su continuidad en la formación nazarí, si bien la prioridad del club es librarse de su elevado salario. Más allá de lo económico, su tendencia a las lesiones obligaría a la plantilla a afrontar una gran parte de la temporada con tres centrales en su haber, algo que podría terminar pasando factura.

En busca de soluciones

Aunque el club está atento a las oportunidades que presenta el mercado, el primer movimiento es buscar en casa para evitar recurrir a gastos. Diego Martínez ya ha probado a Baena como central en entrenamientos y en el amistoso ayer, por lo que el de Torrox podría ver retrasada su posición como fórmula habitual para desempeñar el rol de cuarto central que necesita la plantilla.

Otra opción se encuentra en el Recreativo Granada. Héctor, defensor del filial, se encuentra realizando la pretemporada con el primer equipo desde el primer día y goza ahora de una oportunidad para convencer al técnico y afrontar la temporada como parte del primer plantel. Además, Víctor Díaz podría rendir también en el eje de la zaga, como ya se le ha visto hacer en algún partido de forma puntual, si bien implicaría ceder el carril derecho a Quini y no disponer de un plan B, por lo que esta es la operación menos viable.

En caso de ser necesario moverse en el mercado, el club maneja principalmente un nombre propio: Rodrigo Tarín. El central abandonó el filial del Barcelona para fichar por el Leganés, equipo que goza de una excelente relación con el Granada, lo que facilitaría su llegada a modo de cesión, repitiendo la fórmula realizada para la llegada de Fede Vico al conjunto rojiblanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.