Viernes, 24 Marzo, 2017

Sindicatos denuncian el hallazgo de excrementos de ratón en bollos de un módulo de la cárcel de Albolote

Desde la plataforma han pedido por tanto medidas para el control de una plaga de roedores en la cocina

Bollos con excrementos | EUROPA PRESS/PLATAFORMA SINDICAL
E.P.


image_print

La aparición de excrementos de ratón en los bollos de desayuno que se repartieron el pasado fin de semana en el módulo dos del centro penitenciario de Albolote (Granada) obligó a los funcionarios a su retirada, tras las protestas de los reclusos.

Así lo ha informado en un comunicado la plataforma sindical de la prisión de Albolote, que señala que ante estas quejas y la constatación por parte de los funcionarios del mal estado de la comida, se tomó la decisión de suspender su reparto “para evitar que su ingestión provocara problemas de salud y que las protestas de los reclusos derivaran en incidentes regimentales”.

Desde la plataforma han pedido por tanto medidas para el control de una plaga de roedores en la cocina, y han rechazado que el problema se haya atajado, como aseguró el director de la cárcel, Jaime Hernández. “La retirada del desayuno en este módulo es la prueba de que aún no se ha conseguido controlar esta plaga”, advierten.

Por otro lado, también han informado de la situación de “máxima tensión” que se vivió en el centro penitenciario el pasado sábado 13 de febrero, debido a una avería en el ordenador que controla la apertura de las celdas y rastrillos de los módulos 1 y 2.  Los internos que se encuentran en este  Residencial (227 cuando tiene un capacidad para 144, y solo tres funcionarios), al comprobar que no podían salir de sus celdas, “comenzaron a dar grandes voces con quejas e insultos a los trabajadores, aporreando sus celdas, exigiendo salir al patio y reclamando el desayuno”.

Este alboroto, según la plataforma sindical, “no cesó hasta que no se empezó la apertura de las celdas de forma manual, operación que se terminó tres horas después de establecido por el horario oficial del centro”. La avería no fue reparada hasta pasada las doce de la mañana, y “en ese tiempo todas las puertas y rastrillos de estos dos módulos se encontraron abiertos, las cámaras no funcionaban y sin corriente eléctrica”.

El “caos” se instaló en estos dos departamentos y se retrasó el reparto del desayuno, apertura de los economatos de la prisión, la entrega de la metadona y medicación, y las comunicaciones tuvieron un considerable retraso.

“Gracias a la valiente actuación de los funcionarios de servicio en ese módulo y los que posteriormente acudieron en apoyo, se resolvió la situación sin grandes incidentes y tratando  que los internos no llegaran tomar acciones de protesta mayores”, ha señalado la plataforma, que ha alertado de que “la seguridad en estas situaciones no se puede garantizar”.

También se produjo una inundación en la sala hídrica, lo que obligó a reparar magnetos eléctricos y secar bobinas de motores. El suministro de agua estuvo “en peligro” debido a esta nueva contingencia, y “no es la primera vez que esta zona de instalaciones vital para la prisión se ve anegada por el agua”.

En varias ocasiones, la plataforma sindical de la prisión de Albolote ha denunciado los problemas que provoca el gran número de micro-cortes del fluido eléctrico y las averías que esto supone en los sistemas informáticos de la cárcel. “A pesar del gasto que se ha realizado en los dos últimos años (más de tres millones de euros), seguimos con las mismas dificultades técnicas que antes de estas mejoras”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *