Domingo, 28 Mayo, 2017

Sindicatos alertan de plagas de cucarachas y roedores en la prisión de Albolote

Los sindicatos han solicitado la intervención de la Inspección de Trabajo y de los órganos competentes en sanidad



image_print

Las secciones sindicales en el Centro Penitenciario de Albolote (Granada) han alertado de la existencia de roedores y de una plaga de cucarachas “incontrolable” en las dependencias de la prisión, también en la enfermería y en el racionado de los internos, donde aparecen “en el momento de entregar las bandejas con la comida”.

La plataforma sindical, integrada por FSP-UGT, CCOO, APFP y CSIF, afirma que hace años que una plaga de cucarachas “se ha adueñado de los espacios de la prisión haciendo inútil hasta ahora todos los intentos para eliminarlas”, lo cual denota a su juicio que estas medidas “han sido a todas luces ineficaces”.

Afirman que prácticamente se realizan informes a diario denunciando la presencia de cucarachas y roedores, cuya salida se “agudiza y extrema sobre todo en los turnos de noche y cuando aprieta el calor”.

“Al deambular por las calles de la prisión por la noche no queda más remedio que ir esquivándolas para no pisarlas continuamente”, alertan en un comunicado desde la plataforma sindical, la cual asegura que esta situación es conocida por la dirección de la prisión.

Los sindicatos han solicitado la intervención de la Inspección de Trabajo y de los órganos competentes en sanidad, pues afirman que la problemática ha crecido últimamente, al encontrarse “cucarachas con cierta asiduidad en el racionado de los internos que aparecen en el momento de entregar las bandejas con la comida”.

En este sentido recuerdan que algunas enfermedades producidas por las bacterias que transmiten las cucarachas son la disentería, la diarrea, el cólera, la tifoidea, las infecciones intestinales y las fiebres entéricas. “Esto se hace precisamente depositando los gérmenes en los alimentos, de ahí la importancia de que se estén encontrando cucarachas en la comida que se reparte a los internos”, relatan.

Hasta el momento no se han producido incidentes de gran importancia entre la población reclusa, aunque creen que “es cuestión de poco tiempo” que ocurran.

De hecho, advierten de que “son muchos los internos que estarían dispuestos a aprovechar el malestar que emana de la presencia de insectos en el racionado para protagonizar incidentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *