Domingo, 24 Septiembre, 2017

            

Patricia Guerrero levanta su ‘Catedral’ en la Plaza de los Aljibes

La bailaora granadina presenta el espectáculo que le valió el Giraldillo en la última edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla

Imagen de Patricia Guerrero | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

La Plaza de los Aljibes de la Alhambra tiene un fuerte vínculo con el flamenco y, por extensión, con el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Famoso por el Concurso de Cante Jondo organizado con el entusiasmo de Falla y Lorca en 1922, ha acogido grandes propuestas del festival como ‘Pastora 1922’, de Estrella Morente. En esta 66 edición, el Festival vuelve a los Aljibes. En el mítico escenario la bailaora granadina Patricia Guerrero levantará su ‘Catedral’, un espectáculo con el que consiguió el Giraldillo de la última edición de la Bienal de Flamenco de Sevilla, el segundo de su joven aunque ya consolidada carrera.

La ‘Catedral’ que propone Guerrero con la dirección escénica de Juan Dolores Caballero es una reflexión sobre “el papel de la religión en las dinámicas de opresión de la mujer”, pero también sobre la liberación y el deseo. Acompañada por las bailaoras Maise Márquez, Ana Agraz y Mónica Iglesias, el cante de José Angel Carmona y las voces gregorianas de los hermanos Diego y Daniel Pérez (tenor y contratenor), Juan Requena (guitarra) Agustín Diassera y David ‘Chupete’ (percusión), la artista hila un discurso de madurez fruto de su evolución tras espectáculos como ‘Los latidos del agua’, ‘Touché’ o ‘Desde el Albaicín con Matisse’ y en el que cada detalle (vestuario, iluminación, música, escenografía) aporta para construir el ambiente de ‘Catedral’.

Guerrero ha confesado que este espectáculo, traído a Granada con la colaboración de Las Nieves, sólo ha sido posible ahora, cuando siente que tiene un discurso articulado y después de haber bebido de importantes figuras que han marcado su carrera como Mario Maya, Rubén Olmo, Juana Amaya o Arcángel. A pesar de su juventud (27 años) ha sabido marcarse una trayectoria que pasó por hacer las maletas desde su Albaicín natal con apenas 18 años, diez años después de debutar con la Peña La Platería y ya con un ‘Desplante’ del Festival de las Minas bajo el brazo.

La bailaora y coreógrafa granadina asegura que siempre deja un margen a la improvisación en sus espectáculos “para no perder naturalidad”. La Plaza de los Aljibes de la Alhambra, con el Albaicín de fondo, será el escenario propicio para que Guerrero levante muestre su ‘Catedral’, un espectáculo de enorme madurez creativa y coreográfica y que sin duda es el más complejo y ambicioso de su trayectoria artística.

‘Catedral’ no es la única propuesta de arte flamenco para la jornada. La Huerta de San Vicente acoge dentro de la programación del FEX un concierto de la cantaora catalana Montse Cortés, acompañada de la guitarra de Petete de Granada. Cortés presenta su espectáculo ‘Por mí misma’, patrocinado por Fulgencio Spa, en el que la artista se centra en sus raíces de tradición flamenca desde la perspectiva del tiempo transcurrido y con la serenidad que le da el momento de su madurez artística. Porque Cortés, nacida en 1963, se ha convertido con los años en una de las mejores voces flamencas de su generación.

De raíces sacromontanas (su madre vivía y cantaba en el barrio troglodita granadino), Montse Cortés creció en La Mina del barcelonés Sant Adriá de Besós y ha trabajado con grandes artistas como Paco de Lucía, a quien acompañó en la gira ‘Cositas buenas’; y con Tomatito, con quien participó en el espectáculo ‘Tomate & Friends’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *