Viernes, 19 de Octubre de 2018

            

Paqui Granados: “Juana tiene una causa más que justificada para hacer todo lo que ha hecho”

Juana Rivas, la madre de Maracena para la que la Fiscalía solicita 5 años de prisión, se encuentra ya en Juzgado de lo Penal 1 de Granada donde se celebra el juicio

Varios medios esperan en la puerta del Juzgado de lo Penal 1 de Granada donde hoy se celebra el juicio de Juana Rivas | GD
Redacción GD


image_print

Juana Rivas, la madre de Maracena acusada de sustracción de menores después de que permaneciera casi un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo la orden judicial que le obligaba a entregárselos al padre, ha llegado esta mañana al Juzgado de lo Penal 1 de Granada donde se celebra el juicio en el que la Fiscalía solicita para ella un total de cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores y también pide que sea inhabilitada durante seis años para ejercer el derecho de patria potestad sobre los niños, de once y tres años.

Rivas ha llegado pasadas las nueve de la mañana. A las puertas de los juzgados, los medios de comunicación aguardaban su llegada. La madre de Maracena no ha hecho declaraciones, solo ha dicho, preguntada por los medios, que “está tranquila”, pero sí ha hablado Paqui Granados, la asesora jurídica, quien ha confiado en que el juicio, que ha arrancado a las 9,30 horas. “Juana tiene una causa más que justificada para hacer todo lo que ha hecho. Esperamos que sea el principio del fin de esta pesadilla terrible que esta madre y estos niños llevan padeciendo durante dos años”, ha expresado Granados antes de entrar al juicio.

La expareja de Juana Rivas, Francesco Arcuri, está personado en la causa como acusación particular y la previsión es que declare por videoconferencia en el juicio de este miércoles.

Juana Rivas será defendida por el letrado lcon el que ha preparado el caso, José Estanislao López,  tras pedir el alta voluntaria respecto a los problemas de salud que padece y que le impidieron acudir a la vista oral fijada el pasado 14 de junio. Aquel día el juicio se suspendió después de que otro de los abogados, Juan de Dios Ramírez, renunciara la defensa de la madre de Maracena y abandonara la sala, pese a la prohibición expresa del magistrado a que lo hiciera. El letrado tomó esta decisión después de que el juez no aceptara su petición de que se suspendiera alegando que se ha había desvinculado del caso en los últimos meses y que Juana Rivas quería que la defendiera José Estanislao López. A raíz de esto, el Juzgado de Instrucción 5 de Granada ha incoado diligencias para investigar si esta actuación es constitutiva de delito o infracción.

 

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.