Martes, 17 enero, 2017

Pesadilla antes de Navidad

El Granada cierra una semana nefasta con una dura derrota por 1-3 ante la Real Sociedad

la foto
Manuel Herrera @manuelherrerapr // Foto: Fermín Rodríguez


image_print

El año termina mal para el Granada CF. Tras la eliminación sufrida el pasado martes en Copa a manos del Alcorcón, la Real Sociedad ha asaltado por la fuerza el Nuevo Los Cármenes y ha dejado en los paladares rojiblancos un poso amargo antes del parón navideño.

El conjunto de Jagoba Arrasate ha sido mejor y, además, ha castigado con dureza los errores del Granada CF, una semana más, demasiado dadivoso con sus rivales cuando visitan el Estadio Nuevo Los Cármenes. Vela y Griezmann, dos futbolistas de primer nivel, han fulminado a los rojiblancos y han hecho inútiles los esfuerzos ofensivos de los de Alcaraz; voluntariosos, pero desacertados.

En los primeros compases del partido, el duelo estuvo sumido en una calma chicha inducida por la Real Sociedad, que se replegó en su propio campo y que le cedió el protagonismo al Granada. Los rojiblancos intentaron crear fútbol, principalmente a través de Piti y de Brahimi, nuevamente muy enchufado en el partido y cómodo con el balón en los pies.

No obstante, el fútbol se desarrollaba demasiado lejos de las áreas. La Real Sociedad, tranquila con la situación de combate nulo, tan solo creó cierto peligro en salidas al contragolpe, pero el cuidado con el que los rojiblancos trataban la bola en las zonas delicadas hacía compleja la puesta en práctica de la idea ofensiva de los donostiarras.

Tuvo que ser en una jugada extraña, al filo de la media hora, en la primera opción clara del partido, cuando llegara el primer tanto. Brahimi se quedó tumbado en el suelo tras recibir un golpe, el Granada CF se despistó y Griezmann aprovechó la coyuntura para servirle un balón en profundidad a su mejor socio: Carlos Vela, quien, ante la indecisión de Mainz y de Foulquier, metió la punta de la bota para batir a Roberto.

A raíz del gol, el partido dio un vuelco. El Granada se esforzó por llegar con más claridad al área, quizá consciente de la red en la que intentaba atraparle la Real, y el premio a ese trabajo de superación iba a llegar pronto. Apenas cinco minutos después del tanto de Vela, Piti se sacó un zambombazo con la zurda desde treinta metros que entró como una flecha en la portería de Bravo.

Después del empate del Granada, el encuentro vivió unos minutos de histeria colectiva, con los dos equipos buscando la ventaja antes del descanso. Así, Brahimi forzó un córner para los de Alcaraz a falta de tres minutos para el final del primer tiempo. Fran Rico botó el saque de esquina, que fue a parar a manos de Bravo. Fue el principio del fin.

El portero chileno puso el balón en los pies de Vela, que, para entonces, ya atravesaba la divisoria a toda velocidad. Tras el mexicano, comenzó a desplegarse la maquinaria ofensiva donostiarra, al galope en busca de la portería de Roberto. El balón llegó a Aguirretxe, que, impreciso, dejó el esférico suelto al borde del área. Allí, debería haber aparecido algún hombre vestido de rojiblanco, pero el que llegó fue Griezmann, para poner el 1-2 con un gran disparo.

Tras el descanso, la tendencia se mantuvo en línea ascendente hacia la locura. El Granada CF seguía volcado en busca del empate y pudo lograrlo en alguna acción de Brahimi o de El Arabi. Sin embargo, el esfuerzo ofensivo de los rojiblancos permitía las salidas al contragolpe de los donostiarras, que pudieron sentenciar en un par de ocasiones.

El ritmo era agotador y, tras un cuarto de hora de toma y daca, ambos se tomaron un respiro. La Real Sociedad aprovechó el momento para hacerse con el control de la pelota y adormilar el juego con monótonos toques en el centro del campo.

Tanto hipnotizó el cuadro de Arrasate al Granada que, hasta Fran Rico, de lo mejor de los de Alcaraz en este final de año, perdió el norte. El centrocampista gallego perdió una pelota en tres cuartos de campo, con tan mala fortuna que el recorrido lógico del esférico lo llevó a los pies de Vela. El mexicano se paró, pensó y ejecutó con un latigazo imparable ante la pasividad de Foulquier.

Tras el tercer tanto, el Granada siguió intentándolo con acercamientos, ocasiones y disparos. Pero sin acierto. La Real Sociedad, cómoda con su amplia ventaja, dejó pasar los minutos antes de celebrar, con su afición, un triunfo que le sitúa a la estela del Athletic en la pelea por la cuarta plaza. Los rojiblancos, por su parte, culminan, de mala manera, una última semana de pesadilla antes de Navidad.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Roberto, Foulquier, Mainz, Murillo, Angulo; Iturra (Riki 66′), Yebda (Recio 48′), Fran Rico; Piti, Brahimi; El Arabi (Ighalo 77′).

Real Sociedad: Bravo, C. Martínez, Ansotegi, I. Martínez, José Ángel; Bergara, Pardo (Ros 90+), Prieto; Vela, Griezmann (Seferovic 88′) y Aguirretxe (Elustondo 81′).

Goles: 0-1, min. 30: Carlos Vela aprovecha un error defensivo del Granada para batir a Roberto; 1-1, min. 36, Piti, de disparo lejano; 1-2, min. 42: Griezmann manda a las mallas un balón suelto en la frontal; 1-3, min. 63: Vela, con un lanzamiento seco.

Árbitro: Dirigió la contienda Carlos Clos Gómez. Amonestó, por parte del Granada CF, a Brahimi (43′), Recio (51′), Riki (76′) y, del lado donostiarra, a Xabi Prieto (71′)

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoseptima jornada de liga de Primera División, disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes, ante 11.889 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *