Jueves, 23 Noviembre, 2017

            

Montes Neiro, hospitalizado grave en Granada

El que fuera el preso más antiguo de España se encuentra hospitalizado en el Hospital de la Inmaculada a causa de un cáncer

Miguel Montes Neiro con sus dos hijas | Foto: miguelmontes.es
EP


image_print

El que fuera el preso más antiguo de España, Miguel Montes Neiro, se encuentra ingresado desde hace unos días en el Hospital La Inmaculada de Granada en estado grave debido a un cáncer de pulmón que le fue diagnosticado el pasado septiembre.

Según ha relatado, se trata de un cáncer avanzado con metástasis y ha perdido mucha masa muscular. Los médicos han trasladado a la familia que “no hay solución” y le están administrando sedantes para aliviar los fuertes dolores que padece, aunque sus allegados reclaman que se busquen tratamientos.

Montes Neiro abandonó el Centro Penitenciario de Albolote a los 61 años el 15 de febrero de 2012 tras permanecer 36 años entre rejas.

Dejaba tras de sí un amplio historial delictivo que comienza en 1976, año en el que fue condenado por un delito de deserción militar, por negarse a hacer el servicio militar entonces obligatorio. Durante el largo periodo que estuvo privado de libertad cumplió condena por delitos contra la salud pública, robo, quebrantamiento de condena, contra la seguridad del tráfico y falsificación de documento público, entre otros.

Tras una intensa campaña pública pidiendo su indulto, en la que incluso recibió el apoyo público de dirigentes de todos los partidos políticos, finalmente el último Consejo de Ministros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se lo concedió de algunas de sus penas.

Posteriormente, la Audiencia Provincial de Málaga confirmó la resolución por la que se le abonaron un total de 124 días de prisión preventiva y se adelantó su puesta en libertad. En febrero de 2013 volvió a ser detenido por su presunta vinculación con el robo de joyas valoradas en cuatro millones de euros en un centro comercial de Marbella , aunque finalmente se retiró la acusación contra él en esta causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *