Jueves, 27 Julio, 2017

            

Los riesgos del embarazo en África

En un lugar donde los médicos atienden todo tipo de casos y no existe una especialización debido al número tan reducido de sanitarios, el 70 por ciento de los partos no están atendidos por matronas o médicos



image_print

Cada tres minutos muere una mujer por problemas relacionados con el embarazo y el parto en el África subsaharia, lo que supone 200.000 mujeres al año, según datos del informe de Amref Flying Doctors de 2014. Muchas viven en zonas rurales donde los pocos servicios sanitarios que existen, no llegan. La situación de las mujeres en África subsahariana es especialmente desoladora.

Amref Flyind Doctors, la principal ONGD sanitaria en África de origen africano que comenzó su labor médica en el continente en 1957, elaboró su plan estratégico centrado principalmente en madres y niños por su especial vulnerabilidad a través de su campaña ‘Stand Up For African Mothers’ (ponte en pie por las madres africanas), que en España apadrina la actriz Adriana Ugarte.

Con la finalidad de ayudar a las mujeres durante y después del embarazo y mejorar la salud de las madres y los hijos, iniciaron este proyecto en 2011. Su objetivo es formar a 15.000 matronas africanas hasta 2018 para reducir la mortalidad materno-infantil un 25 por ciento. Hasta el momento han formado ya alrededor de 7.000 según nos cuenta Auxi Reula directora de proyectos de Amref, en declaraciones a Europa Press.

“El mayor problema en las sociedades de África es que la mujer fallezca porque son el motor de las comunidades. En la familia tiene un papel fundamental porque es la que alimenta a los hijos y les educa. Cuando una madre fallece, deja un grupo de niños huérfanos y desprotegidos”, explica Reula.

Una matrona puede asistir a una media de 500 mujeres al año durante el embarazo, en el parto y en los cuidados posnatales. Sin la presencia de las parteras, los médicos y las enfermeras tienen que ocupar su papel. Esto desencadena que haya poca especialización ya que un médico tiene que hacer tanto una cesárea como atender una gastronteritis, lo que colapsa los servicios sanitarios.

Gracias a las matronas se produce un alivio en el sistema sanitario. Además su presencia es muy importante, entre otras cosas, por la falta de equipamiento básico en hospitales, como incubadoras. Dos tercios de las muertes infantiles se producen 28 días después del parto y una persona cualificada puede saber cómo actuar ante casos complicados de recien nacidos.

Etiopía es un buen ejemplo para visualizar mejor la labor de Amref en su campaña. El gobierno de Etiopía está intentando hacer una apuesta médica, pero fuera de la capital se complica debido a que hay muchas zonas rurales a las que no pueden llegar.

Esta ONGD llegó a la región etíope de Afar hace seis años. En esos momentos tenían una población de alrededor de un millón doscientos mil habitantes y tan solo 22 comadronas. En la primera promoción de formación salieron 60 matronas, después 40 y en estos momentos se están formando a otras 60 más. Más de 100 parteras se han sumado al sistema sanitario público en este período con la finalidad de ayudar a las mujeres y los niños.

EL 70% DE LOS PARTOS NO TIENEN ASISTENCIA MÉDICA

En un lugar donde los médicos atienden todo tipo de casos y no existe una especialización debido al número tan reducido de sanitarios, el 70 por ciento de los partos no están atendidos por matronas o médicos. A esto se le suma que los embarazos puedan ser más complicados porque la mujer pueda estar contagiada de malaria o ser sero positivas.

Ritos culturales como la mutilación genital femenina, aumentan los problemas de la atención al embarazo, ya que se pueden crear fístulas vesico-vaginales por las que las mujeres dejan de poder retener los líquidos corporales y son apartadas de la sociedad. Esto, en un país desarrollado se soluciona momentos después de dar a luz, pero en estas mujeres constituye un importante problema sanitario.

En algunos países de África este rito está prohibido por ley, lo que supone que muchas niñas no sean llevadas al hospital por miedo de los familiares a ser reprimidos. Esta ONGD, entre sus proyectos realiza ‘El rito del paso’ en algunos países con la finalidad de festejar el paso de niña a mujer pero sin que se produzca la ablación.

El 92 por ciento de las muertes maternas y de neonatos en el mundo se dan en 73 países que son principalmente africanos y se encuentran a la cola del índice de desarrollo humano. Esto es debido, recuerda Reula, a que no tienen asistencia sanitaria de una matrona bien formada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *