Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Localizadas casi 2.000 plantas de marihuana en una antigua granja de cerdos en Montefrío

En este mes de septiembre ya se han intervenidos 10.607 plantas y 53 personas han sido puestas a disposición judicial

Fuente: Gabinete
EP


image_print

La Guardia Civil ha intervenido 1.927 plantas de marihuana en una antigua granja de cerdos del término municipal de Montefrío (Granada) y ha detenido a tres individuos, de entre 23 y 29 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de droga.

El mes de septiembre ha sido pródigo en intervenciones de marihuana en la provincia de Granada, sobre todo de plantaciones cultivadas en exterior, según detalla en una nota el Instituto Armado, que ha realizado 38 actuaciones contra el cultivo ilegal de cannabis sativa, lo que se ha traducido en la intervención de 10.607 plantas y 53 personas puestas a disposición judicial.

La actuación más importante tuvo lugar en Güéjar Sierra, donde se intervinieron 3.029 plantas y fueron detenidas dos personas e investigada una tercera.

A esta le siguen Órgiva, con 2.320 plantas y 24 personas puestas a disposición judicial; Molvízar con 1.920 plantas y dos detenidos y finalmente esta de Montefrío, con 1.927 plantas.

Al pie de la sierra de Parapanda, en el paraje conocido como Fuente Alta del Hoyo, en el término municipal de Montefrío, una patrulla de la Guardia Civil de Íllora ha descubierto que en una granja de cerdos en desuso olía a marihuana.

Cuando los agentes se acercaron a la antigua granja dos perros comenzaron a ladrar de forma insistente e inmediatamente después una persona abrió un portón para averiguar quién merodeaba por los alrededores.

Lo último que esperaba este joven al abrir la puerta era encontrase con un agente de la Guardia Civil, por lo que ya no tuvo manera de ocultar las cientos de plantas de cannabis que crecían en el patio que había a su espalda.

Cuando la Guardia Civil registró la nave encontró además de las 1.927 plantas de cannabis sativa en proceso de floración, a tres jóvenes que fueron detenidos.

Para la vigilancia de la plantación los detenidos estaban utilizando dos perros de raza potencialmente peligrosa, uno pitbull y otro pastor belga. Una patrulla del Seprona ha comprobado que ninguno de los dos perros posee cartilla y microchip identificativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *