Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Le piden 7 años de prisión por clonar tarjetas de clientes en el restaurante en el que trabajaba

Los sucesos se produjeron, presuntamente, a finales de 2008 en un local de Churriana de la Vega

E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de siete años de prisión para una mujer, de iniciales N.N.D., de nacionalidad marroquí y 31 años, acusada de clonar las tarjetas de crédito de los clientes del restaurante en el que trabajaba de camarera, en Churriana de la Vega (Granada).

Se le atribuye inicialmente un delito continuado de falsificación de tarjetas de crédito, con la agravante de obrar con abuso de confianza, por el que será juzgada en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada los próximos 19 y 20 de noviembre.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, aprovechando su condición de trabajadora en el centro realizó entre los meses de septiembre y diciembre de 2008, en connivencia con otras personas no identificadas, el copiado de las tarjetas de crédito que le entregaban los clientes para el pago de las consumiciones, y a posteriori realizaba un duplicado.

Lo hizo con la “ilícita finalidad” de que autores desconocidos procedieran a utilizarlas en diferentes establecimientos comerciales, principalmente en Francia, con el consiguiente perjuicio para sus legítimos titulares.

La clonación de las tarjetas de crédito se hizo mediante la obtención de los datos obrantes en las bandas magnéticas, utilizando la acusada para ello unos pequeños lectores. Una vez que cobraba el importe de la consumición, tras pasar la tarjeta de crédito por la terminal de venta del establecimiento , aprovechaba esa circunstancia para volverla a pasar a través de un lector que almacenaba los datos en su memoria, lo que permitía su duplicado y el posterior uso ilícito.

La cantidad presuntamente defraudada ascendió a un total de cerca de 30.000 euros, si bien no todos los perjudicados reclaman la devolución de las cantidades, al haber sido abonadas, en algunos casos, por los seguros de las tarjetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *