Jueves, 23 Noviembre, 2017

            

La Orden Hospitalaria San Juan de Dios quintuplica el número de atendidos en programas de garantía alimentaria

Ha llegado en este último mes de septiembre a las 744 personas a través de su comedor social o con la entrega de alimentos

Fachada principal del complejo | Foto: Gabinete
E.P.


image_print

La Obra Social de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha quintuplicado en cinco años el número de personas atendidas en Granada con sus dos programas de garantía alimentaria, tras haber llegado en este último mes de septiembre a las 744 personas a través de su comedor social o con la entrega de alimentos.

El 17 de octubre se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, una efeméride que pretende hacer visible la situación de vulnerabilidad que atraviesan numerosas personas, “una triste realidad” que en muchos casos pasa “desapercibida”, según explica la responsable de Desarrollo Solidario de la Orden de San Juan de Dios en Granada, Inés Riera.

Concretamente en Granada, el número de personas a las que se ha prestado asistencia desde la Obra social, en este caso con programas de garantía alimentaria, se ha multiplicado por más de cinco en relación a las cifras de septiembre de 2012. Hace cinco años no estaba en marcha el programa de entrega de alimentos, pero sí se atendía esta necesidad desde el comedor social que se encuentra en las instalaciones del complejo hospitalario San Rafael.

En la actualidad se dan muchos casos de personas que, pese a tener empleo, tiene salarios “tan precarios que a duras penas pueden llegar a final de mes si se hacen cargo del pago de sus hipotecas o alquileres”. “La entrega de alimentos llega hasta esas familias, procurándoles el abastecimiento alimentario en función del número de miembros del que se trate”, según la responsable de Desarrollo Solidario.

Desde que se pusiera en marcha el proyecto de entrega de alimentos, la demanda ha ido creciendo hasta el punto de situarse por encima de la de asistencia al comedor social. Desde la Obra Social explican que con este proyecto las familias con hijos a su cargo y que atraviesan estas situaciones de vulnerabilidad pueden cocinar en sus casas sin la necesidad de sacar a los menores de su contexto habitual, permitiendo así que no se vean en situaciones diferentes que la del resto de niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *