Domingo, 22 Octubre, 2017

            

La Fundación CB Granada incorpora una coach deportiva

Ruth Chiles tiene experiencia a nivel internacional y fue una de las primeras personas en aplicar la técnica del coaching en Londres

Ruth Chiles, nueva coach deportiva de la Fundación CB Granada | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Un equipo no se prepara únicamente sobre el parqué o en un vestuario. Por ello, la Fundación CB Granada ha incorporado una figura que hasta el momento no existía en la estructura del club, la del coach deportivo. La protagonista es Ruth Chiles, una pionera, ya que fue una de las primeras personas en aplicar la técnica del coaching en Londres. Ruth tiene experiencia tanto a nivel de empresas, campo en el que ha desarrollado su labor en algunas entidades bancarias, como a nivel deportivo.

La coach estuvo al frente de la selección inglesa de atletismo femenino, combinado en el que su trabajo se tradujo en medallas y mejores resultados. En 1996 el combinado inglés obtuvo tres finalistas y un bronce en los Juegos Olímpicos, mientras que en el año 2000 multiplicó su nivel hasta los 13 finalistas, un oro y dos bronces. Ahora pretende que la Fundación CB Granada, tanto a nivel individual como colectivo, también mejore sus resultados.

Entrevista a Ruth Chiles

– Pregunta (P): ¿Cuál es su labor en la Fundación CB Granada?

– Respuesta (R): Estoy trabajando de forma general con todo el grupo y con algunos jugadores que han solicitado mi ayuda para intentar conectar con su mejor juego.

– (P): ¿Qué es un coach deportivo?

– (R): Yo también lo llamo core performance. Creo que mi trabajo tiene dos partes. La primera es que a veces a un jugador le falta constancia y regularidad en el juego, ya que unas veces juega bien y otras peor, por lo que la intención es que durante el mayor tiempo posible juegue bien. En definitiva, ser regular. Tenemos que ver qué es lo que distrae la mente e impide que el jugador esté conectado. En el deporte existe un sitio que se llama la zona, que es cuando realizas tu mejor juego. Hay que ver qué es lo que te saca de ahí para poder volver. La segunda parte es empezar a trabajar con todo su potencial como jugador y conseguir que lo mantenga durante el mayor tiempo posible.

– (P): ¿Qué facetas puede mejorar un jugador?

– (R): Depende de la posición que tenga sobre el terreno de juego. Cambia mucho si hablamos de un tirador o de un defensor.

– (P): ¿En qué influye la posición?

– (R): Para un escolta, que son los más tiradores, si se distrae la mente o si tienen algún bloqueo físico a veces el jugador se retiene y eso afecta en gran cantidad a su puntería. En defensa tiene mucho que ver con la concentración, ya que tienes que estar pendiente de las líneas de pase y del jugador al que tienes que defender.

– (P): ¿Cuál es la recompensa en la pista?

– (R): La recompensa es enorme e inmediata tanto dentro como fuera de la pista. Hablamos de diferentes circunstancias que afectan en el juego, si yo ayudo a que se les olvide dentro de la pista el jugador también aprende a olvidarlo fuera de ella.

– (P): ¿Qué trabaja más para ayudar al jugador?

– (R): La concentración. Cuando un jugador está en la zona apenas está pensando, ya que hay una sensación de que el cuerpo y la mente están unidos. No puede haber ruido mental. Hay que ayudar al jugador a que la mente y el cuerpo estén conectados y no puede haber ruido.

– (P): ¿Qué plan emplea con los jugadores?

– (R): Cada jugador con los que estoy trabajando tiene un plan personalizado, ya que cada uno tiene su tema para trabajar y mejorar. La base del trabajo es verlos en los partidos y en los entrenamientos para ver cómo funcionan y sacarlos de este entorno para trabajar con ellos fuera. La mente funciona con anclajes que son reacciones automáticas a lo que hemos ido conociendo de nuestro entorno. Por eso es muy importante que al principio hagamos nuestro trabajo fuera del Palacio de Deportes para darles nuestras respuestas a lo aprendido y después devolverlo a la pista.

– (P): ¿Cómo está siendo la respuesta de la plantilla?

– (R): Muy positiva. A los jugadores les está gustando mucho el trabajo y están notando la diferencia en la pista tanto en los partidos como en los entrenamientos.

– (P): ¿Influye la nacionalidad del jugador?

– (R): Cuando estás fuera de casa tienes una presión añadida, ya que no estás en tu entorno normal. Los estilos de juegos son diferentes y eso es beneficioso, ya que pueden aprender uno del otro y combinarse

– (P): ¿Por qué considera imprescindible su trabajo?

– (R): Hay veces que pensamos que un jugador no está en su mejor rendimiento, pero puede ser que realmente no tenga nada que ver con su capacidad deportiva, sino con otros factores. Perdemos mucho potencial si no trabajamos bien esta parte. En un deporte de equipo hay que trabajar tanto de forma colectiva como individual.

– (P): ¿Qué factor es el más importante en su trabajo?

– (R): Hay varios factores que son importantes. El jugador tiene que ser consciente del talento que tiene, pero también tiene que saber que solo es la parte de un equipo, ya que si no funciona el colectivo no funciona bien la individualidad. El equipo no tiene los mismos resultados. Otro factor puede ser el ambiente. Cuando el ambiente es malo por resultados negativos, baja la energía del equipo, mientras que cuando se mantiene en alto hay muchísimas más posibilidades de ganar. Nos tenemos que dar cuenta de que ponemos un techo constante de lo que es posible. Hay que quitar este techo y darnos cuenta de que tenemos una potencia mucho mayor de la que creemos.

– (P): ¿Cuáles pueden ser las diferencias entre deportes diferentes?

– (R): He trabajado con atletas. Con ellos era un deporte individual y no había que trabajar de forma colectiva, pero cada deporte tiene su idiosincrasia, como cada deportista. Es muy diferente trabajar con una persona que lo que tiene que hacer es correr 100 metros y donde trabajamos cosas como la capacidad del cuerpo de llegar a su máximo potencial en un instante, que trabajar con corredores de maratón. Es totalmente diferente. Un jugador que tiene que tener puntería también es diferente y se trabajan cosas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *