Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

La enfermería nacional reclama que los jóvenes reciban más información sobre la prevención del VIH

Lejos de remitir, la epidemia, año tras año, continúa aumentando el número de infectados y en 2016 se notificaron un total de 3.353 nuevos casos

Imagen ilustrativa del virus del VIH | Fuente: Archivo GD
Gabinete


image_print

En España viven actualmente entre 140.000 y 145.000 personas con infección por VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18%) no están diagnosticadas, tal y como resaltan los últimos datos epidemiológicos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Es con ese casi 20% de personas que lo desconocen y con el resto de la población con los que la enfermería tiene un papel más importante a la hora de prevenir y orientar sobre el virus.

En el Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, que se celebra hoy, el Consejo General de Enfermería hace hincapié en que las enfermeras, como profesionales más cercanas al paciente y principales educadoras de la salud en el Sistema Sanitario, son las encargadas de concienciar a la población sobre este virus, que a día de hoy portan unos 40 millones de personas en el mundo, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud y de ONUSIDA.

Lejos de remitir la epidemia, año tras año continúa aumentando el número de infectados y en 2016 se notificaron un total de 3.353 nuevos casos en nuestro país. Por este motivo, el Colegio de Enfermeros instan a las instituciones a seguir trabajando para que desde la juventud se conozca esta problemática y para luchar por la erradicación del virus.  Entre los más importantes, la enfermería española aboga porque desde la adolescencia se comprenda la necesidad de una buena educación sexual para prevenir la infección, así como del uso del preservativo en relaciones esporádicas.

“En los últimos tiempos hemos comprobado que se ha perdido el miedo al VIH. Igual que en los años 80 era una de las enfermedades más temidas por la población, a día de hoy parece que no somos conscientes del peligro. Los profesionales de enfermería somos clave a la hora de explicar y trasladar estos consejos”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

PRUEBA RÁPIDA

Además de ayudar a prevenir la infección, desde el Órgano de representación de las enfermeras españolas se aboga porque aquellos que hayan tenido relaciones sin protección o crean posible haber sido infectados, se hagan la prueba para descartarlo o confirmarlo.

En la actualidad existe una prueba rápida, que tiene una fiabilidad de casi el 96%, cuyos resultados se obtienen en 30 minutos, y sirve para descartar la infección o, en el caso de un positivo, derivarlo a un centro especializado donde se realiza una prueba más completa para confirmar la infección al 100%. El temor a descubrir la infección hace que muchas personas eviten acudir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *