Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

La AD Mérida frena la racha de imbatibilidad del Granada B (1-0)

La incensante conexión entre el mediocentro Javi Chino y el extremo Hugo Rodríguez afectó demasiado a un filial que experimenta así la primera derrota de la temporada

Partido disputado entre la AD Mérida y el Granada CF 'B' en el Estadio Romano | Foto: AD Mérida
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

Ya se avisó a navegantes de que la aciaga posición de la AD Mérida en la tabla clasificatoria era un mero espejismo abocado a disiparse en términos inminentes. La coherencia de tal realidad ha hecho que hoy, el plantel dirigido por el ex granadinista Miguel Campos, haya ejercido de verdugo ante un Granada CF B que llegaba a la cita en estado de gracia y con la intención de consolidarse en los puestos más elevados del grupo.

El filial ha experimentado por ello lo que se traduce como la primera derrota de la temporada. Tras un empate y dos victorias, los zagales de Planagumà han visto frenado su lapso de sensaciones ante un conjunto bien plantado y que encontró en Javi Chino la principal divisa de cara a tangibilizar una conquista que aún no habían alcanzado en las tres jornadas anteriores.

En los primeros compases de la pugna ya se clarificaba como el Mérida quería ser el protagonista absoluto de la posesión larga, hasta que en el minuto nueve  Carlos Rodríguez remató de cabeza  a la portería rival, tras un centro de Hugo Rodríguez. Sin problemas para el guardameta nazarí Ballesté, que atajó sin mayor complicación.

Ya en el ecuador de la primera mitad, un nuevo centro del omnipresente extremo Rodríguez para remate del mediocentro Javi Chino a punto estuvo de significar el primer tanto del encuentro. La bola dio en el larguero, y la estrategia de Planagumà no estaba dando resultado ante el cuadro merideño.

Llegó la calma del descanso, pero tras él fue de nuevo el equipo blanquinegro el que regentaba la convicción de sus opciones. Javi Chino dio otro aviso a la defensa del Granada B, que palpó otra vez la conexión Rodríguez-Javi Chino, esta vez desde un saque de esquina botado por el extremo. Planagumà decidió mover ficha, y sacó del terreno a Entrena para encomendarse a la verticalidad y regate de Aly Malle.

Pero la estrategia del preparador catalán fue coartada por la inclemencia de lo innegable, e inmediatamente el inconmensurable trabajo de Chino y Hugo Rodríguez dio sus frutos en el setenta, tras botar una falta al borde del área donde el mediocampista cabeceó el esférico hacia el fondo de la red regentada por Ballesté.

Jean Carlos fue el objetivo sacrificado por parte del filial para dar paso al punta Luis Suárez, en clara estrategia visitante para ganar superioridad en la línea ofensiva e intentar rascar algún gol que no cesase la racha de imbatibilidad, que por ahora les aupaba hasta la cuarta posición del grupo IV de Segunda División B.

El pitido final dictó un cambio de sensaciones entre los dos rivales: El ganador conseguía su primera victoria y el vencido materializaba la primera derrota. Ahora, la AD Mérida coge aire en la parte baja de la clasificación, pues el Linense y La Roda han perdido sus envites,  mientras que el Granada B ha experimentado la dificultad que supone mantenerse en los puestos más aventajados, saliendo de los puestos de “Play Offs” y bajo la premisa de buscar la luz permanente del juego colectivo, y no el destello circunstancial que garantiza irregularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *