Viernes, 27 Abril, 2018

            

Junta y sindicatos negociarán hoy computar tareas en casa para alcanzar las 37,5 horas

La Junta quiere que se incluyan dentro del horario laboral actividades como preparación de clases o casos clínicos o tareas de documentación, entre otras

Imagen ilustrativa de personal funcionario | Archivo GD
EP


image_print

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, y los sindicatos presentes en la Mesa General de Negociación Común del personal funcionario, estatutario y laboral de la Administración general de la Junta de Andalucía, esto es, CCOO, UGT y CSIF, se reunirán este lunes para abordar un acuerdo por el que computará, hasta llegar a las 37,5 horas que mandata el Tribunal Constitucional, una serie de tareas y actividades que los empleados públicos de la Junta “ya venían desarrollando fuera de su puesto de trabajo, en el ámbito doméstico, para mejorar la calidad de los servicios”.

Esta propuesta es la respuesta de la Junta después de que el Tribunal Constitucional (TC) haya estimado el recurso presentado por el Gobierno central contra el decreto-ley 5/2016 del Ejecutivo autonómico por el que se regula la jornada de trabajo de los empleados públicos de la Junta de Andalucía, reduciendo a 35 horas semanales dicha jornada, de forma que el TC ha anulado dicho decreto.

Según ha informado el Gobierno andaluz, la reunión comenzará a las 10,00 horas en la sede de la Consejería, en Sevilla y, a partir de las 11,00 horas, está previsto que la consejera y los representantes sindicales realicen declaraciones a los medios de comunicación.

La Junta de Andalucía ha anunciado que mantendrá las 35 horas semanales de carácter presencial en el puesto de trabajo en la función pública andaluza, y planteará esta alternativa, que será abordada este lunes con los sindicatos y que tiene previsto aprobar en Consejo de Gobierno el próximo martes.

Según explicaba el pasado viernes la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, el acuerdo contempla que “se incorpore dentro del cómputo de jornada a aquellas tareas y actividades que ya se venían desarrollando por parte de los empleados públicos fuera de su jornada presencial y de su puesto de trabajo”.

La consejera no cree que haya ningún problema de cobertura legal con esta medida, recordando que “la organización de la jornada es competencia plena y exclusiva de la Junta”, por lo que no espera que el Gobierno recurra esa nueva medida “aunque otra cosa es que el Gobierno de España esté empeñado en confrontar con el Gobierno andaluz”. “Eso sería absolutamente incoherente”, ha añadido.

Montero ha precisado que esa medida “durará hasta que el Gobierno central regule las 35 horas”.

CONSULTA DE VÍDEOS Y PREPARACIÓN DE CLASES O CASOS CLÍNICOS

La consejera ponía el viernes de ejemplo actividades como “tareas preparatorias de casos clínicos, tareas preparatorias de clases, tareas relativas a profundizar en la nueva Ley de Contratación del Estado, o cuando se descargan vídeos para mejorar su actividad, miran bibliografía, estudian, investigan o preparan el trabajo y organizan la jornada”, esto es, “todo aquello necesario, que se desarrolla habitualmente fuera del puesto por el empleado público y que sirve para mejorar la calidad de los servicios”. “Queremos que compute como jornada ese esfuerzo personal que no requiere presencia en el puesto de trabajo”, ha aseverado.

Montero ha recordado que dicho cómputo “ya se venía desarrollando en el ámbito universitario, pero en otros como sanitario o Administración General, ahí no se había organizado de esa manera”. Además, ha explicado que “era una aspiración legítima y una reivindicación de las centrales sindicales que ese tipo de tareas se hiciera con cargo al cómputo de jornada” y ya se venía trabajando con los sindicatos desde hace tiempo “porque el silencio cómplice y vergonzante del PP nos hacía anticipar que se podía producir lo peor”.

“Normalmente los trabajadores públicos desarrollan esas tareas en su ámbito doméstico y familiar, desde un celador hasta un investigador de prestigio; y esas tareas y actividades se venían desarrollando y vamos a incorporarlas a efectos del cómputo de jornada”, añadía el viernes la consejera.

HABLAN LOS SINDICATOS

Por su parte, en cuanto a los sindicatos presentes en la Mesa General, habían pedido la convocatoria urgente de la mesa.

CCOO ha recordado que los empleados públicos “realizan además acciones de preparación de tareas fuera de la jornada laboral”, de forma que se muestra partidario de la propuesta de que la jornada presencial siga siendo de 35 horas y que se consideren una serie de horas donde se sigue trabajando; “queremos que se reconozca ese trabajo no presencial, que supondría llegar a las 37,5 horas”. “De hecho ahora mismo echan más de 38 horas de dedicación estos empleados públicos, y voluntariamente”, han aseverado las fuentes, quienes han apuntado que esa fórmula “es factible y ocurre dentro de España en más lugares”, ha añadido.

Por su parte, UGT, sobre esta propuesta de computar horas fuera del horario en el puesto de trabajo para llegar a las 37,5 horas mandatadas por el TC, ha recordado que “ya hay algunas comunidades que lo vienen haciendo desde hace tiempo, como Castilla-La Mancha o Valencia”, por lo que “puede ser factible”.

CSIF-A ha recordado que la vuelta en enero a la jornada de 35 horas en el sector público “ha provocado la contratación de más de 8.000 personas en la Función Pública, ayudando a luchar contra la temporalidad y la precariedad en la Administración y a recuperar los indicadores socioeconómicos andaluces gracias a la estimulación del consumo. Esta noticia es un nuevo varapalo para los empleados públicos andaluces, pero también para Andalucía y para la ciudadanía andaluza”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *