Domingo, 26 Marzo, 2017

IU denuncia que el gobierno municipal se niega a reconocer una deuda con Rober de más de tres millones de euros

Puentedura señala “que no es creíble las cuentas económicas que el equipo de gobierno ha realizado para el 2016"

Paco Puentedura | Foto: archivoGD
Gabinete


image_print

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha denunciado que el gobierno municipal se niega a reconocer más de tres millones de euros de tres facturas impagadas a Rober, empresa concesionaria del transporte público, en la ciudad, del año 2015. “Lo que está generando cada vez más deudas al Ayuntamiento y está poniendo en peligro la continuidad de este servicio municipal del cual el Ayuntamiento es el máximo responsable”.

Según explica el edil de la formación de izquierdas en el año 2015 la subvención municipal para la subvención del transporte público estaba presupuestada en diez millones de euros, sin embargo la LAC incrementó este coste en más de siete millones de euros. A finales del año pasado el Ayuntamiento de Granada sólo reconoció 3.900.000 euros, al poder financiar parte de esta deuda con pagos de intereses que no se ejecutaron, sin embargo quedaron otros 3.200.000 euros quedaron fuera de presupuesto “y ahora ni el Interventor General del Ayuntamiento, ni la Concejal del Área de movilidad, ni el Concejal de Hacienda quieren conformar la factura” indica Puentedura.

Para Puentedura “es muy grave que el Ayuntamiento de Granada se comprometa a costes de servicios extraordinarios sin prever la consignación presupuestaria suficiente, una situación en fraude de ley de la que tiene que responder el equipo de gobierno municipal”. Además el concejal de IU critica que esta situación “pone al transporte público y la economía municipal en una situación crítica y cada vez más complicada acumulando deudas sobre deudas”. De hecho señala “que el impago de esta deuda también implica que el Ayuntamiento vaya acumulando intereses de demora” y recuerda como en 2015 el equipo de gobierno ha tenido que reconocer “mas de 200.000 euros de intereses por no pagar facturas de Rober en el plazo límite de 60 días que establece la ley, con lo cual el no querer firmar estas facturas aumenta la morosidad y los intereses que el Ayuntamiento tiene que pagar”.

Por otro lado Puentedura señala “que no es creíble las cuentas económicas que el equipo de gobierno ha realizado para el 2016, donde preveían para financiar la subvención al transporte público de 14 millones de euros, a esta cantidad hay que acumular la deuda de 2015 y se necesitan más de 17 millones de euros”. “Con un presupuesto prorrogado el Ayuntamiento sólo puede cubrir 10 millones de euros de esta cantidad, con lo cual sólo puede garantizarse el transporte público hasta el mes de Julio”, indica Puentedura para quien este servicio y los empleos que genera “está en peligro afectando a la ciudadanía a quien se le recorta en transporte público y se le aumenta de forma injusta las tarifas del autobús”.

El portavoz municipal de IU ha exigido “un plan de de reordenación de todas las lineas de autobús que acabe con el desastre de la LAC” y la gestión directa del transporte público a través de una empresa municipal, que rescate hacia la gestión pública el transporte colectivo mediante una empresa municipal “y acabe con el desequilibrio económico de esta nefasta gestión del gobierno municipal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *