Lunes, 23 Octubre, 2017

            

IU comienza una campaña contra el “tasazo” de basuras

Denuncian que los granadinos tendrán que pagar más del doble con el nuevo recibo

Gabinete


image_print

Izquierda Unida, ha comenzado una campaña denunciando las consecuencias que la disolución del consorcio RESUR por parte del Partido Popular y la emisión de los recibos por parte de la diputación traerá para la ciudadanía de Granada. Según Joaquín Vega, coordinador de esta coalición en la ciudad, “los recibos se incrementan en un 150 por ciento, pasando de una media de 10 euros por familia a 25 euros”.

El motivo de esta descomunal subida es hacer pagar a la población las deudas que algunos ayuntamientos han contraído con el liquidado consorcio, fundamentalmente los ayuntamientos de Granada y Motril, que juntos suman el 60 por ciento del agujero económico.

El ayuntamiento de la capital anuncia que ha suprimido la tasa de tratamiento de basuras del recibo, a la vez que anuncia un aumento del 7 por ciento del recibo, con lo cual lo que pagan los vecinos no variará.

La disuelta RESUR tiene una deuda de alrededor de 25 millones de euros, 11 de los cuales (un 40 por ciento de la misma) corresponden a los impagos del ayuntamiento de Granada, el aumento del recibo supone que los granadinos y granadinas pagaran doblemente el recibo. Se pagó antes y el ayuntamiento se quedó con el dinero, y ahora lo hacen pagar otra vez para tapar el agujero creado.

Según Joaquín Vega la tasa de basuras no solo se ha incrementado para los domicilios particulares, también afecta a la pequeña y mediana empresa. En el caso de un pequeño comercio esta tasa, con valores catastrales de 50.000 a 100.000 euros, “pasa de 20 a 30 euros al año, en el caso de un comercio, y en el caso de un pequeño negocio hostelero, de 10 a 20 euros al año”. Según el representante de Izquierda Unida, con este incremento, que afectará a 140.000 recibos domésticos y unos 11.000 recibos de usuarios comerciales, industriales y hosteleros, se pretende recaudar “alrededor de 4 millones de euros que irán a pagar, en gran parte los agujeros económicos que la nefasta gestión económica del PP en el Ayuntamiento ha ido creando acumulando la descomunal deuda con RESUR”.

El nuevo sistema también tiene como efecto negativo el abandono de los incentivos al reciclaje, ya que se paga en función del Impuesto Bienes Inmuebles (IBI), cuando anteriormente el recibo estaba ajustado a la cantidad de basura generada. Además, según denuncia el coordinador de la formación de izquierdas “esta nueva tasa se aplicará sin criterios de progresividad fiscal ni criterios ambientales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *