Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Hongla marca la línea a seguir del Granada para el futuro

El joven camerunés ha demostrado compromiso fuera y dentro del césped, además de mimbres para ser el gran baluarte de la zaga la próxima temporada

Martin Hongla, tras consumar el descenso en Anoeta | Foto: LFP
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Nada o poco bueno ha traído la temporada 2016-2017 para el Granada CF. Las decepciones han caído una detrás de otra, sin pausa y sin anestesia. Sin embargo, siempre se puede sacar algo de luz en la oscuridad. Por mínima que sea la rendija. Así, entre los mil y un ridículos protagonizados por el Granada de este curso, algunos jugadores sí que van acumulando elogios por lucha, ganas y calidad… especialmente, mirando al futuro.

Futuro. Precisamente esa es la palabra a la que más se mira ahora en el Granada. Por tierras nazaríes se está deseando que termine la actual campaña y ya se piensa en el equipo de la próxima, en Segunda División, con Manolo Salvador erigido comandante.

Entre esa lista de jugadores factibles a construir el Granada que viene hay uno que especialmente está destacando en estas últimas jornadas, cuando más difícil es acumular elogios debido a las mediocres actuaciones del equipo. Él es Martin Hongla, un joven defensa central camerunés de 19 años que quiere liderar desde la zaga al Granada del futuro. El principal problema de Hongla es que pertenece a la cartera de jugadores de Gino Pozzo, aunque tiene contrato con el Granada. Es decir, debe prevalecer el deseo del jugador, al menos, de momento.

DEBUT EN PRIMERA

Hongla debutó de la mano de Lucas Alcaraz en el campo del Villarreal. Lo hizo en una posición que no era la suya: centrocampista en un doble pivote. Cumplió con creces, presentándose ante el mundo del fútbol con seguridad y capacidad para triunfar. El cuerpo técnico alucinaba con él y sus condiciones.

Uno de sus mejores partidos fue en Los Cármenes, en la victoria por 4-1 ante el Real Betis, donde sacó a la palestra su habilidad para sacar el balón desde atrás, sin miedo a equivocarse. Esa osadía y atrevimiento le pasó factura, sin embargo, en Bilbao, donde un falló provocó el primer gol de los vascos. Ahí fue donde se vio al Hongla más comedido y asustadizo.

A pesar de este fallo, volvió a ser titular a la jornada siguiente, ante el Alavés, aunque tras este choque desaparecería del equipo hasta la llegada de Tony Adams. El británico le ha dado la titularidad desde la visita al Sánchez Pizjuán, y Hongla ha respondido como si fuera un veterano curtido en mil batallas. En total, ya cuenta con ocho partidos disputados, sumando un total de 697 minutos. En el Granada B ha jugado 23 partidos, sumando 2.036 minutos.

QUIERE QUEDARSE EN SEGUNDA

El camerunés ya no se siente como un juvenil y es el que manda en la línea defensiva. Él es el que alza la voz y da broncas cuando es necesario. Además, a diferencia de otros compañeros, sí ha expresado su deseo y ganas de quedarse en Segunda, división que sigue siendo un progreso para su carrera, ya que llegó para enrolarse en las filas del ‘B’, en Segunda B.

Desde el primer partido con el filial se vio que la Segunda B se le quedaba corta. Pasar de Segunda B a Primera puede ser un salto contraproducente, pero jugar una temporada en Segunda puede ser muy beneficioso para su margen de mejora.

Recuerda a los pasos que dio en su día Jeison Murillo. El colombiano estuvo cedido en el Cádiz y Las Palmas antes de dar el salto al primer equipo del Granada, en el que en dos campañas se ganó el fichaje por el Inter de Milán, donde ahora se ha confirmado como uno de los mejores defensas centrales del mundo.

Hongla no se ha quedado en las palabras, y está demostrando también en el césped que quiere pertenecer al primer equipo del Granada el próximo curso. Con Hongla, y hombres como él, habrá mimbres para edificar un futuro alentador, estableciendo bases y un mínimo de identidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *