Lunes, 17 de Diciembre de 2018

            

Granada, la segunda ciudad andaluza donde se fuma menos tabaco de contrabando

Una tercera parte de los cigarrillos que se consumen en Andalucía proceden del contrabando

Imagen ilustrativa de tabaco de contrabando incautado | Archivo GD
Redacción GD


image_print

Uno de cada tres cigarrillos que se fuman en Andalucía, es de contrabando. Esta es una de las conclusiones más alarmantes que se desprende de la última Encuesta de Paquetes Vacíos elaborada por la consultora IPSOS. Así, los datos de la primera mitad de este año colocan a Andalucía como la Comunidad en la que se consume más tabaco de contrabando, con un 30,4%. La segunda Comunidad con la incidencia más alta es Madrid, en la que el tabaco ilícito representa un 6,9% del total, seguida de Cataluña con un 6,4%.

En Granada, a pesar de haber reducido su consumo de tabaco de contrabando en los últimos tres años, 2018 presenta exactamente el mismo dato que en 2018: un 3,4% en el primer trimestre.

Aunque este año ha habido un ligero descenso en la comunidad andaluza, la media desde 2014 se sitúa en torno al 33%. Algeciras, a pesar de haber reducido su consumo de ilícito en los últimos cuatro años, continúa siendo la ciudad más afectada, ya que más de la mitad del tabaco que se consume es de contrabando, concretamente el 55%. Le siguen de cerca Cádiz, donde el consumo ha aumentado de forma significativa desde un 31,4% en 2014 al momento actual en el que representa un 54,7% y Jerez que, aunque mantiene una media de un 43,9% durante los últimos años, en el primer semestre de 2018 despunta con un 54,4%. Sevilla, por su parte, aparece en cuarto lugar con un 47,2%.

En el extremo opuesto destacan Jaén, que no registra consumo de cigarrillos ilícitos en el primer semestre de este año y Almería, donde el contrabando de estos productos ha caído de un 26,6% en el mismo periodo del año pasado a un 1,9% este año. En ambos casos no se trata tanto de una reducción real del comercio ilícito sino de un trasvase del contrabando de cigarrillos al de picadura de hoja de tabaco, una práctica ilegal que se ha incrementado de manera significativa. Esta misma circunstancia se ha detectado en Extremadura, con una tendencia descendente que ha pasado del 40% de tabaco de contrabando consumido en 2014 al 6,2% actual.

En cuanto al resto de comunidades autónomas, cabe resaltar Murcia, que en el mismo periodo del año 2017 se situaba como la segunda comunidad autónoma con más contrabando, mientras que este año ocupa el quinto lugar al pasar de un 9,6% en el segundo semestre de 2017 a un 4,8% en la primera mitad de 2018.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.