Granada celebra su ascenso de oro

Cientos de aficionados del Covirán Granada se han dado cita para recibir como auténticos héroes a sus jugadores. Sobre las 18.00 horas los hombres de Pablo Pin han llegado a la Plaza del Carmen subidos en un autobús descapotable dando botes y recibidos por una salva de aplausos de los asistentes que han hecho un pasillo bajo el grito de “¡campeones!”. Lo primero que los deportistas se han encontrado ha sido una breve exhibición por parte de las pequeñas animadoras y sus pompones.

Tras un primer contacto con el público, la comitiva ha accedido a salón de plenos del Ayuntamiento donde han recibido la enhorabuena del alcalde y de todos los ediles de los grupos municipales. Allí se ha mostrado una camiseta conmemorativa del ascenso, pues la copa de vencedores aún no está en el poder del club; para ello habrá que esperar a la jornada del próximo sábado. Una vez pasados los actos protocolarios, la verdadera fiesta del aficionado ha llegado en el patio del consistorio granadino.

Unos 300 aficionados se han concentrado ante el escenario preparado para la ocasión. Allí esperaba la ‘speaker’ del conjunto granadino con su micrófono y ganas de animar el ambiente. Entre el público había aficionados de todas las edades y todos han coincidido en que llevaban algún distintivo con los colores del Covirán Granada: camisetas y bufandas de color rojo y negro.  Los jugadores han ido desfilando uno a uno mientras se coreaban sus nombres como si de un partido se tratara y ha habido especial entusiasmo con los casos de Devin Wright -a quién han recibido al grito de “MVP”- y el capitán Eloy Almazán.

Entre los hombres de Pablo Pin ha destacado también Maodo Nguirane, quien no ha dudado en sacar su lado de ‘showman’ e incluso se ha atrevido a marcarse un baile sobre el escenario quitándose su americana roja. El técnico Pablo Pin, el presidente Óscar Fenández Arenas, y algunos de los jugadores han cogido el micrófono para dar las gracias a todos los presentes por el apoyo brindado durante toda la temporada. Ante esto, los aficionados, entre los que había un bombo y un megáfono, no han dudado en calentar el ambiente con cánticos que han puesto de pie a todos: “¡Qué bonito es! ¡Cuándo salgo de casa! ¡Para ir al Veleta! ¡A animar al Granada!”. 

Una vez finalizados los actos oficiales, tanto jugadores como directiva han podido disfrutar de un momento en familia y también entre los aficionados más pequeños que han aprovechado la ocasión para acercarse a sus ídolos y pedirles autógrafos y fotografías. La sensación del encuentro bien se podría resumir en una de las frases coreadas por la afición: “Volveremos otra vez, volveremos a ser grandes, volveremos a ascender”.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí: