Lunes, 25 Septiembre, 2017

            

Feria Corpus 2015: 5 consejos de Facua Granada para disfrutar más

Cuestiones como el buen cuidado de los alimentos, el consumo de alcohol o la seguridad de las atracciones son claves para evitar problemas

Ferial del Corpus de Granada


image_print

Con la llegada de Junio, Granada vuelve a dejar aparcadas por unos días las preocupaciones mientras desempolva los trajes de gitana y los farolillos antes de empezar a caminar entre atracciones y casetas. Comienza así una semana de diversión para todos, que con los consejos que se ofrecen desde FACUA Granada, no solo será divertida, sino que también será más segura. Porque incluso en feria, seguimos siendo consumidores.

Una de las cuestiones que suele plantear más dudas en tiempo de feria tiene que ver con los alimentos, comidas y bebidas que encontramos en el ferial. Especialmente tras los problemas que FACUA Sevilla denunció durante la reciente Feria de Abril con la presencia de alimentos caducados y en mal estado en diferentes casetas. Por eso es conveniente que, como consumidores, tengamos en cuenta las condiciones hígienicas de los alimentos que vamos a consumir.

Para dar eficaz cumplimiento a esta medida, no debería haber ningún producto al aire, debiendo en todo caso estár debidamente tapado y, si el producto lo requiere, también refrigerado, bien en vitrina fría o similar. De hecho para todas las comidas ya preparadas el uso de estas vitrinas de frio es obligatorio. En cuanto a los dulces y golosinas que se venden en diferentes puestos a lo largo de la feria, es necesario que estén siempre debidamente envueltos o empaquetados, para evitar su contaminación con la suciedad propia del ambiente. “Uno de los principales problemas en ferias y festejos tiene que ver con las intoxicaciones alimentarias, por lo que deben extremarse las medidas de higiene alimentaria y las de conservación de alimentos, tanto crudos como cocinados”, indica David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada.

Otra cuestión importante durante la feria tiene que ver con los precios. Durante la feria los precios de los productos y servicios son libres, por lo que conviene preguntar antes de hacer un pedido para no llevarnos un susto. Para ayudarnos en esta labor es obligatorio que los precios de los diferentes productos que se ofrecen estén siempre visibles mediante carteles, cartas y similares. Así el consumidor puede estar informado de dichos precios antes de hacer uso de dichos servicios o adquirir cualquier producto.

Después de un primer recorrido por las casetas es probable que queramos pasear por las atracciones. En este caso todas han debido pasar por la correspondiente inspección municipal y deben tener toda su documentación en regla, incluyendo el correspondiente seguro de responsabilidad civil. A la hora de utilizarlas es clave encontrarnos en plena capacidad para no tener problemas, además de atender a las instrucciones del personal de las mismas, sin olvidarnos de respetar las edades recomendadas para los usuarios. Se debe tener cuidado especialmente con los objetos que puedan perderse tales como móviles, carteras, gafas, etc así como de comprobar que todas las medidas de seguridad como barras, arneses y sujeciones funciones correctamente.

Para concluir la noche es posible que queramos volver a dar un paseo por la zona de casetas o incluso por la de casetas disco. Conviene por ello saber que existen tres tipos de casetas en el ferial: las casetas privadas en las que la admisión queda limitada a los socios de la misma y sus invitados, las casetas públicas, que no pueden establecer limitaciones a la admisión salvo aquellas que sean necesarias para mantener la seguridad de los visitantes (por ejemplo ante personas ebrias), y las casetas disco en las que a la limitación se añade únicamente la prohibición de acceso a menores igual que ocurriría en una discoteca tradicional. Cualquier otro tipo de limitación existente puede resultar ilegal, especialmente aquellas que establezcan limitaciones por razón de sexo, raza, orientación sexual o similar.

Como consejos finales Facua Granada recomienda moderar el consumo de alcohol, estar atentos a las diferentes cuestiones planteadas y, en caso de que consideremos que nuestros derechos han sido vulnerados, hacer uso de las correspondientes hojas de reclamaciones, que todo establecimiento abierto al público debe tener disponible. Al respecto Avellaneda menciona que “aunque cuando estamos de feria lo último que queremos en tener que hacer una reclamación, si realmente hace falta no debemos dejar de hacerlo, precisamente para que nadie pueda aguarnos las fiesta.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *