Martes, 24 enero, 2017

FACUA Granada recomienda revisar con atención las condiciones de las reservas de viajes y transportes

Según la asociación de consumidores, en ocasiones la letra pequeña puede esconder recargos, gastos adicionales y cláusulas abusivas para el consumidor. También se deben reclamar los problemas que se produzcan durante el viaje.



image_print

Con la llegada del verano es tiempo de empezar a preparar las vacaciones y los viajes combinados, las reservas de hoteles y de vuelos se convierte en algo muy demandado en estas fechas. Unas compras que, sin embargo, no están exentas de riesgos para los consumidores, como se comunica desde Facua Granada, la asociación de consumidores que revisar al detalle las condiciones de los viajes y traslados que contraten durante la temporada estival.

Y es que muchas veces esa letra pequeña, que a veces pasamos de largo puede suponer un encarecimiento del viaje o del billete de avión, por ejemplo. A este respecto David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada, comenta que “muchas veces la publicidad nos da un precio para un cierto viaje, o para un determinado trayecto de avión, y a la hora de contratar resulta que el importe se incrementa por culpa de gastos de gestión, de reserva, o simplemente porque el precio no incluye IVA. Esta práctica es ilegal puesto que las empresas deben darnos siempre el precio completo y final del servicio prestado”.

A este respecto el consumidor debe saber además que la publicidad es vinculante para la empresa que la realiza, y por tanto debe cumplir escrupulosamente con lo establecido en la misma. Tanto el contrato del viaje como el folleto informativo forman parte del contrato, y se recomienda al consumidor que guarde copia de los mismos ya que son los documentos que van a regir su viaje.

En cuanto a los posibles problemas que puedan surgir una vez iniciado el viaje, desde FACUA Granada se recomienda reclamar cualquier incidencia o deficiencia observada. “Es cierto que nuestro viaje puede sufrir de cambios o modificaciones de forma justificada, porque a veces hay cosas que fallan. Pero todos los cambios deben hacerse siempre a favor del cliente, al que debe pasarse a un hotel de mayor categoría si no hay plazas en el contratado, por ejemplo. Y en el caso de que no podamos disfrutar de alguno de los servicios contratados, por ejemplo por una averia en una piscina, también tenemos derecho a solicitar una reclamación.”

Para tratar de paliar estos problemas, muchas agencias de viaje suelen recomendar la contratación de un seguro. Y algunas de ellas incluso nos lo cargan aunque no solicitemos. Desde FACUA Granada se recuerda que la contratación del seguro no es obligatoria, y que solo debemos contratar el servicio si consideramos realmente que las garantías que nos ofrecen son satisfactorias. También se recuerda que el hecho de contratar este seguro no libera a la agencia de viajes de sus obligaciones contractuales.

FACUA Granada también recuerda que los usuarios tienen derecho a presentar las reclamaciones que consideren oportunas, tanto en los establecimientos prestadores de servicio como ante las agencias. También es obligación de las agencias informar al cliente de un número de teléfono de asistencia, tanto nacional como extranjero, para las posibles incidencias o problemas que puedan de manera que no queden desatendidos durante el viaje.

Finalmente la asociación espera que por fin los viajeros puedan tener un verano tranquilo y disfrutar de sus vacaciones sin sobresaltos. “Llevamos algunos años en los que por culpa de diversos motivos siempre tenemos un verano complicado. Hace unos años fue por la quiebra de Marsans, el año pasado por la quiebra de Orizonia y siempre suele surgir algún problema de carácter global, agravado por la pasividad de la Administración, que no suele tomarse demasiado interés en resolverlos. Esperamos que este año pueda ser algo más tranquilo”, agrega David Avellaneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *