Jueves, 23 Marzo, 2017

Eufórica victoria del Universidad de Granada en un partido para el recuerdo

El Universidad de Granada se reencontró ayer con la victoria frente al Helvetia de Sevilla en uno de los partidos más emocionantes que se recuerdan en Fuentenueva.

Enrique Abuín y J. J. Medina


image_print

La locura se disparó en el graderío y sobre el césped cuando Roberto Sojo acertó con el golpe de castigo que significó el 22-20 definitivo. Y es que en apenas cinco minutos el ‘Uni’ le dio la vuelta a un 7-20, cuando ni el más optimista pensaba en arrancar un bonus defensivo. Desde el minuto 76 hasta el final del partido el equipo granadino anotó dos ensayos antológicos, uno de ellos transformado, y la patada a palos del capitán. De esta forma los de Manolo Conde borraron de la memoria todo lo ocurrido anteriormente en el choque, que no fue muy positivo, y de paso le ganaron a un rival directo por la permanencia como es el Helvetia de Sevilla.

El conjunto granadino salió fuerte y con ganas de resarcirse de las últimas derrotas. Sin embargo el Helvetia supo aguantar las acometidas del ‘Uni’ y saldó el período de agobio sin encajar ningún punto, a pesar de que el ensayo se olió por Fuentenueva. Con la moral alta por la buena defensa, los sevillanos comenzaron a cruzar el medio del campo y a tener posesiones más largas.

El apertura Jaime abrió el marcador con una patada a palos (17′) y en el 29′ Ollero abrió brecha en el marcador con un ensayo muy trabajado por el flanco izquierdo del ataque. Un 0-8 con el que se llegaría al descanso y que mostraba el bajón psicológico de los granadinos por no sacar rédito a su buen inicio. De hecho, a raíz de la desconcentración a los jugadores del ‘Uni’ se les escaparon muchos balones que supusieron melés sevillanas.

El inicio segundo tiempo fue una continuación del final de la primera. El Helvetia cómodo por el resultado, mientras que el Granada estaba cada vez más nervioso por la importancia del encuentro. Las posesiones se jugaban en tierra de nadie con ambos equipos jugando mayoritariamente con el pie y poco con la mano. Fue el francés Clément el que le puso picante al partido. El galo posó el balón sobre la línea de ensayo después de un recién entrado Agustín Palomino superara a la defensa sevillana a base de fuerza para que sus compañeros abrieran el oval hacia el lado opuesto. Con la transformación de Sojo (55′), el choque se ponía en un puño.

Los sevillanos lejos de venirse abajo siguieron trabajando en la misma línea de dureza y se apuntaron dos ensayos en su casillero que parecían definitivos. El primero fue tras una posesión larga sobre la línea de veintidós granadina, que pudo frenar varios impactos, pero a la finalmente acabó sucumbiendo a las embestidas de Miguel. Al ser transformado Era el 7-15 en el 62′. Diez minutos más tarde, Carlos interceptó un pase y llegó sólo hasta la línea de ensayo. El Helvetia se colocaba a un punto del bonus ofensivo (7-20), mientras que todo apuntaba a que iba a ser la quinta derrota consecutiva del Universidad de Granada.

Pero en el deporte hasta que el árbitro da el pitido final no hay nada decidido y menos en el rugby. Los cinco minutos de pasión del Universidad cambiaron por completo el guión del partido. El argentino Damián Campana fue el encargado de acortar distancias (12-20) en el 76′. Dos minutos más tarde tras una jugada de pases rocambolescos y hecha con más corazón que cabeza fue utilizada por el otro Damián que se marcó una carrera magistral para colarse por debajo de los palos. Con el ensayo del carolinense Jurado y la transformación de Sojo el ‘Uni’ se ponía 19-20 con el descuento por jugar.

Los sevillanos, que estaban muy cansados, pasaron de prometérselas felices y vislumbrar la victoria con el punto bonus ofensivo a pensar que se podían ir con una derrota. Intentaron cortar a base de golpes de castigo el avance de un ‘Uni’ también fatigado, pero alentado por el público y por la ansía de remontada. A base de coraje y empuje llegaron a la línea de 22 donde lograron un golpe de castigo a favor. Sojo tuvo la sangre fía de pedir patada a palos. Una simple jugada en la que pasar de la frustración a la gloria. El capitán ante un silencio respetuosísimo y nervioso de Fuentenueva le puso más emoción al desenlace del choque con un lanzamiento que pasó por los palos con mucho suspense.

A partir de ahí, se desató la locura por una victoria importantísima por la forma en la que se consiguió, por el rival contra el que se jugó, un Helvetia que es rival directo por la permanencia y porque supone un cambio de racha después de cinco partidos perdidos.

 

Ficha técnica:

CD Universidad de Granada: Choto (Pepo, 74′), Pablo Sanz, Rubén Barros (Hitos, 61′), Nico Fernández (Damián Campana, 46′), Juan Hernández, Gringo (Javi Lomas, 56′), Fernan, Torres (Agustín Palomino, 46′); Nico Sanfilippo, Sojo; Clément, Fabián (Lucky, 46′), Damián Jurado, Jean-Marc y Agustín Pérez Iranzo (Rubén Arenas, 56′).

Helvetia Rugby Sevilla: Forte (Estrella, 73′), Vita (Bruno, 57′), Picabea (López, 66′), Beltrán, Kiko (Miguel, 61′), Lolo, Pato (Chema, 73′), Ollero; Doctor (Ignacio, 63′), Jaime, Carlos (Bolaños, 73′), Manu (Dueñas, 67′), Antonio, Arturo y Gabriel.

Tanteo: 0-3 (17’) Jaime. 0-8 (29’) Ollero. 7-8 (55’) Clément; Sojo (t.). 7-15 (62’) Miguel; Jaime (t.). 7-20 (72’) Carlos. 12-20 (76’) Damián Campana. 19-20 (78’) Damián Jurado; Sojo (t.). 22-20 (80’) Sojo.

Árbitro: Rafael Ortega Lampaya (andaluz). Excluyó por diez minutos a los locales Fernan (17′) y Nico (61′).

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 6 en el Grupo Sur de División de Honor B, jugado en Fuentenueva ante unos 300 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre de los jugadores Esther Requena y Alberto Requena, fallecida recientemente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *