La selección española se enfrenta este miércoles (20.45 horas/La1) a Austria en un partido amistoso en el que España, que continúa con su preparación de cara al Mundial de Sudáfrica del próximo verano, se reencontrará con el Ernst Happel de Viena, el escenario donde cambió su historia y se hizo 'grande', merced a su triunfo en la final de la Eurocopa de 2008." />
Sábado, 21 enero, 2017

España vuelve al escenario donde cambió su historia



image_print

La selección española se enfrenta este miércoles (20.45 horas/La1) a Austria en un partido amistoso en el que España, que continúa con su preparación de cara al Mundial de Sudáfrica del próximo verano, se reencontrará con el Ernst Happel de Viena, el escenario donde cambió su historia y se hizo “grande”, merced a su triunfo en la final de la Eurocopa de 2008.

Y es que en el estadio que acogerá el choque de mañana, el 29 de junio de 2008, el combinado nacional vengaba a varias generaciones de internacionales, poniendo fin al maleficio que perseguía a la “Roja” en las grandes citas y a una sequía de títulos que se prolongaba desde la conquista de la Eurocopa de 1964.

Ese triunfo, que sirvió para escribir una de las páginas más gloriosas del fútbol español, pero esta vez en color, fue, además, la reafirmación en una idea de juego, basada en el toque, que aún perdura, y que se ha convertido ya en el sello distintivo de esta selección.

Desde esa final en Viena, donde España superó también a Italia en cuartos y a Rusia en semifinales, ha pasado ya un año y medio, ha habido un cambio en el banquillo -Vicente Del Bosque ha sustituido a Luis Aragonés-, e incluso se han ido incorporando progresivamente nuevos jugadores, pero el espíritu, el estilo y, sobre todo, las victorias, permanecen intactas.

Y es que de los últimos 43 partidos disputados, España ha ganado 40, empatado dos y perdido sólo uno, el que le apeó de la Confederaciones ante Estados Unidos. Esa ha sido precisamente la única decepción que ha sufrido la campeona de Europa en todo este tiempo, donde ha firmado además una clasificación para el Mundial brillante e histórica, después de diez triunfos en otros tantos encuentros.

EL BROCHE DE ORO AL AÑO DE LA CONFIRMACIÓN.

Ahora, en este último partido del año y para poner el broche de oro al 2009, el año de la confirmación y consolidación, la “Roja” intentará celebrar la reconquista del primer puesto del ranking FIFA manteniendo su racha triunfal ante el cuadro austriaco. Del Bosque dará minutos, o bien de inicio o bien en la segunda parte, a los seis jugadores que no participaron en la victoria (2-1) ante Argentina del pasado sábado en el centenario de la Federación, Diego López, Marchena, Arbeloa, Iraola, Pablo Hernández y Güiza.

Del equipo que levantó sobre el césped del Ernst Happel la Eurocopa, el esqueleto sigue siendo el mismo, con Casillas, Ramos, Puyol, Capdevila, Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Cesc, Silva o Villa como principales protagonistas. Pero a ese grupo se han incorporado Piqué, ahora titular indiscutible para el salmantino, Diego López, Busquets e Iraola, así como Mata, Pablo Hernández y más últimamente Navas, dando otra alternativa al centro del campo español, el juego por las bandas.

Además, la selección tiene otra variante en la punta de ataque en Negredo, que suple la baja de la gran ausencia en el choque de mañana, Fernando Torres, el héroe de Viena con su gol a Alemania. Tampoco podrán revivir el éxito de hace un año y medio Senna y Cazorla, otras dos piezas clave en la conquista de la cita de Austria y Suiza.

AUSTRIA QUIERE ROMPER EL GAFE QUE GUARDA CON ESPAÑA EN VIENA

Siempre que ambas selecciones se han visto las caras en Austria ha sido en la capital y sólo en una de las seis ocasiones, los locales consiguieron el triunfo, en 1960, por lo que esperan acabar mañana con esa maldición. Sin embargo, de los 15 enfrentamientos entre ambos combinados, ocho triunfos han sido para España y cuatro para Austria, con tres empates.

La última vez que se enfrentaron fue en 2001, en partido clasificatorio para el Mundial de Corea y Japón. Entonces, la España de José Antonio Camacho se impuso 4-0, goleada más corta que el humillante 9-0 que la “Roja” endosó a Austria en 1999 en su camino a la Eurocopa de Bélgica y Holanda.

El cuadro austriaco, dirigido por Dietmar Constantini, no ha logrado clasificarse para el Mundial en un complicado grupo donde Serbia y Francia han ocupado las dos primeras plazas. Austria, que acabó tercera, se quedó sin billete para una cita mundialista que no visita desde Francia 1998.

Sin poder superar la primera fase en la Eurocopa de 2008, de la que era uno de los dos países anfitriones, el combinado alpino, número 58 en el ranking FIFA e integrado en su mayoría por jugadores que militan en equipos de la modesta Liga austriaca, debería ser un rival asequible para la selección española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *