Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

En Granada también reivindicamos el 28F

Foto: Archivo
Marta Gutiérrez y Alberto Matarán


image_print

En Podemos estamos demostrando día a día, con hechos y con programas que somos capaces de mejorar la vida de la gente a través de la gestión de lo público allí donde gobernamos como en Atarfe y a través de nuestra labor de control y de nuestras propuestas en las instituciones donde somos oposición.

Por ello hemos decidido iniciar un proceso participativo que hemos denominado Creamos, Granada, porque sabemos que ahora toca construir una alternativa de gobierno, porque sabemos que tenemos que asumir la responsabilidad histórica de responder entre todos a las necesidades de nuestra tierra.

Sabemos que no va a ser fácil gobernar, pero desde Podemos Granada consideramos cada obstáculo como un nuevo empujón para perseverar en el cambio que necesita nuestra tierra, reconocemos cada iniciativa positiva para Granada como una nueva conquista para la gente, y como un nuevo paso para esa autonomía plena que reclamamos en las calles el 4D de 1977 (a algunos nos llevaron en capazo) y en las urnas el 28F de 1981.

Ya lo decía hace unos meses nuestro profesor y diputado Jose Luis Serrano cuando calificaba “suspensos” a Susana Díaz, a Juanma Moreno, a Juan Marín, y al resto de parlamentarios andaluces; la autonomía es otra cosa, el sueño y la revolución pacífica de miles de andaluces y andaluzas, de granadinos y de granadinas el 4D, el 28F y también el 15M son otra cosa muy diferente a la que nos han querido vender a lo largo de todos estos años.

La autonomía significa que Andalucía quiere ser como la que más, la autonomía es lo contrario de lo que ha ocurrido desde entonces. Ha habido mejoras evidentes, ¡faltaría más!, pero la distancia entre Andalucía y las comunidades más avanzadas de nuestro país ha aumentado en estos años, al igual que las desigualdades dentro de nuestra tierra, lo cual ha perjudicado de forma especial a provincias como Granada, y eso tiene que acabarse.

Necesitamos un gobierno andaluz que deje su zona de confort en la cola del país y de Europa, y que apueste decididamente por un proceso de desarrollo basado en un uso sostenible de los enormes recursos que tiene nuestra tierra. Necesitamos un gobierno andaluz que defienda nuestros servicios públicos de quienes tratan de malvenderlos o simplemente quieren ponerlos otra vez en manos de gestores lejanos en administraciones centralistas con lo que eso significaba para Andalucía o para Granada.

Desde que llegamos a las instituciones, en Podemos Granada siempre nos hemos ofrecido y nos seguiremos ofreciendo cuando que sea necesario, para defender los servicios públicos que hemos construido entre todos a lo largo de las últimas décadas. “Ahí nos van a encontrar” decía Jose Luis Serrano, “defendiendo y mejorando el sistema ANDALUZ de salud, el sistema educativo ANDALUZ, el sistema universitario y de investigación ANDALUZ, el sistema ANDALUZ de servicios sociales, …”.

Y como decíamos al principio de este artículo, apostar por los cambios que necesita nuestra tierra es asumir la responsabilidad histórica que nos ha tocado y generar desde las instituciones políticas públicas que mejoren las condiciones de vida de los granadinos y las granadinas. Todos nos damos cuenta de que nuestro modelo productivo está agotado, un 30% de paro y un 47,5 % de riesgo de pobreza, son indicadores suficientes para saber que Andalucía necesita urgentemente un cambio.

Ese es el desafío al que nos enfrentamos en Podemos Granada en los próximos meses, construir con la sociedad civil un proyecto colectivo, una estrategia conjunta, un escenario compartido de lo que los granadinos y las granadinas queremos. Los síntomas del agotamiento y el abandono que sufrimos por parte de los gobiernos minimizan cualquier atisbo de recuperación en Granada. Por lo tanto, es necesario trabajar codo con codo, día a día, con los agentes sociales, con las organizaciones profesionales, con la pequeña y mediana empresa granadina, con la ciudadanía activa y con todas las personas expertas en las más diversas materias que atesora nuestra tierra, tanto en Granada como en la cada vez más numerosa emigración.

Tenemos una cantidad enorme de recursos, pero no podemos convertirnos en una región periférica exportadora de “commodities” y otros productos y servicios de bajo valor añadido, porque no es rentable ni para nuestra economía ni para nuestro territorio, y porque sencillamente no sería suficiente para disminuir las desigualdades existentes.

Nuestro capital territorial, nuestro capital humano, nuestro capital cultural y sobre todo, nuestra capacidad de innovar deben estar en la base de un nuevo modelo productivo, por ello la propuesta que hacemos incluye a todos aquellos granadinos y granadinas que quieran aportar a este proyecto ilusionante que empezó hace siglos. Porque queremos volver a ser lo que fuimos.

Desde Podemos Granada somos conscientes de que falta mucha gente por aportar, y por ello apostamos firmemente por un proceso como Creamos Granada, que sea transversal, abierto e inclusivo y que atraiga a todas esas personas que deben formar parte del cambio necesario en nuestra tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *