Lunes, 24 Julio, 2017

            

El PSOE critica que el nuevo plan de Movilidad convierta el eje San Juan de Dios-Carril del Picón en una “ratonera”

Los socialistas denuncian que la implantación de la Línea de Alta Velocidad “se ha hecho de espaldas a los granadinos. Un plan que deja encajonados a los vecinos del centro convertido en un auténtico laberinto”.

Gabinete


image_print

El concejal del PSOE, José María Rueda, ha criticado que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento no “haya convocado ni una sola reunión con los vecinos y afectados por el nuevo plan de Movilidad y la implantación de la Línea de Alta Velocidad, que convertirá en una ratonera todo el distrito Centro y, en concreto, la zona de San Juan de Dios, Gran Capitán y Carril del Picón, donde los comerciantes han recogido firmas para pedir al alcalde el cambio de sentido de San Juan de Dios”.

Rueda se hizo eco del malestar en la zona y recriminó a la responsable de Tráfico que haya proyectado un plan de Movilidad para toda la capital sin contar con los ciudadanos. “Tendremos una LAC muy ostentosa, que, por desgracia, no tiene en cuenta las necesidades de los granadinos. No tiene en cuenta las molestias que ocasionará el tener que hacer múltiples trasbordos y no se ha planteado cómo se va a compatibilizar la salida por San Juan de Dios hacia Constitución y Gran Vía con el paso de las LAC”.

En este sentido, el socialista afirmó que el problema del tráfico en Granada “no se soluciona sólo con una Línea de Alta Capacidad a la altura de Gran Vía, sino que hay tener en cuenta cómo viven los granadinos, cómo desarrollan su día a día, y qué necesidades tienen adultos, personas mayores e incluso los niños y las niñas que van a los colegios”.

Rueda se refirió al mapa sobre las LAC presentado por el Ayuntamiento y sugirió que “los coches que suben por la calle López Argüeta y San Juan de Dios se van a encontrar en la rotonda de la bandera con que no pueden acceder a ningún sitio. No quiero pensar por dónde van a desviar el tráfico”. Al respecto, el edil recalcó que “ya es hora de dejar de tomar decisiones de manera unilateral. El alcalde tiene la obligación de solucionar los problemas ciudadanos y debe abordar un plan de movilidad específico de la zona, consensuado con vecinos y comerciantes. Un proyecto que debe contemplar la entrada y salida de los colegios, así como las urgencias del Centro de Salud, a donde llegar para los granadinos cada vez se hace más complicado”.

Para concluir, el socialista recordó los pasos en falso que ha dado estos dos últimos años la responsable de Tráfico y, los numerosos problemas que ha generado en aquellos barrios donde “ha actuado sin buscar el consenso ciudadano, como el Albaicín, donde al final ha tenido que reconocer sus errores tras gastar un dinero de los ciudadanos que no ha servido para nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *