Sábado, 22 Julio, 2017

            

El PSOE afirma que la reforma laboral ha destruido en la provincia 40.000 empleos en dos años

Martínez Olmos afirma que esta iniciativa sólo ha servido para profundizar en el desempleo, precarizar el mercado laboral y rebajar salarios

Gabinete


image_print

El portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso y diputado por Granada, José Martínez Olmos, ha afirmado este lunes que la reforma laboral, aprobada hace ahora dos años por el Gobierno central, ha servido para destruir empleo y para hacer más precario el mercado laboral. De hecho, sólo en la provincia de Granada, se han destruido en dos años de gobierno del PP 40.000 empleos, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Así lo ha manifestado en rueda de prensa Martínez Olmos durante el balance ofrecido de los dos años de reforma laboral que refleja, según ha indicado, una realidad muy diferente al “autobombo” y la “recuperación” que vende el PP. A su juicio, esta iniciativa sólo ha servido para hacer un mercado laboral mucho más precario, para profundizar en el desempleo y ha tenido un efecto muy negativo en la economía, ya que han disminuido las retribuciones medias de los trabajadores y el capital disponible de las familias.

El diputado socialista ha señalado que así lo avalan también las propias cifras de los Servicios Públicos de Empleo Estatal, que dejan 102.472 parados registrados, 4.313 personas más que hace dos años, cuando Rajoy llegó al Gobierno. Por su parte, los datos de la Seguridad Social arrojan unos efectos aún más negativos para la provincia con 11.500 afiliados menos en la provincia que hace dos años, cifra que evidencia que en Granada se han destruido de media más de 460 empleos al mes y 15 al día en este periodo.

El diputado socialista ha incidido además en la disminución de un 5 por ciento en la cobertura por desempleo, que ha pasado del 61 por ciento al 56,3 por ciento en la provincia. Además, del total de contratos suscritos, el 96,8 por ciento de ellos han sido temporales.

“Estas cifras evidencian el fracaso de la reforma laboral, que el Gobierno presenta como indispensable para la recuperación”, ha criticado Martínez Olmos, quien ha manifestado que la gente ha perdido la esperanza de encontrar empleo con la política económica de Rajoy que se suma, según ha recordado, a otras iniciativas con consecuencias nefastas como el copago farmacéutico y la disminución de prestaciones públicas en el ámbito de los servicios sociales. El 87 por ciento de los hogares, ha precisado, vive o de salarios o de prestaciones sociales, por lo que las políticas del PP tienen un impacto muy negativo en el crecimiento económico y en el consumo interno. De hecho, según ha detallado, el propio Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que la rebaja salarial y los recortes en políticas públicas ha tenido un impacto en la caída del Producto Interno Bruto y en una disminución del 10 por ciento del consumo de los hogares.

Martínez Olmos ha recordado que el PP prometió que cuando gobernara disminuiría el paro, pero la realidad ha demostrado que las promesas electorales son papel mojado, “ya que llevan tres presupuestos y el paro sube”. “Está muy bien hacer eslóganes, pero la realidad se impone”, ha destacado el representante socialista para añadir que los sacrificios impuestos por el PP no han servido para nada.

A su juicio, se trata de una política económica que está rotundamente equivocada, por lo que desde el PSOE “no permitirán que nos engañen y que intenten callarnos”.

DATOS NACIONALES 

El representante socialista ha aludido también a las consecuencias de estas políticas a nivel nacional. Según la EPA, hay 1.049.000 personas menos ocupadas en España y 623.000 parados más que hace dos años, lo que supone un incremento del 12 por ciento del paro. Las estadísticas del Ministerio de Empleo detallan que se ha pasado de 4,4 millones de desempleados a 4.814.000, un incremento del 9 por ciento, esto es, 392.000 personas más inscritas en las listas de desempleo, según Martínez Olmos.

El diputado socialista se ha referido también a la reducción de salarios que, según la Encuesta trimestral de Coste Laboral que publica el INE, ha sido del 8 por ciento de media desde la entrada en vigor de la reforma laboral. También ha aumentado el empleo a tiempo parcial, se ha reducido el empleo a tiempo completo y se han sustituido trabajadores con contrato indefinido por otros con contrato parcial. En este sentido, ha precisado que se han perdido 375.000 empleos indefinidos y han aumentado los contratos de menos de tres meses, que han pasado a ser ya el 20 por ciento de los que se firman.

Las tasas de paro tienen especial incidencia en los jóvenes y en las personas con más baja formación, colectivos que más sufren la disminución en un 50 por ciento del presupuesto estatal destinado a empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *