Jueves, 13 de Diciembre de 2018

            

El PP reitera que el PSOE no tiene programa económico para la ciudad

Atribuyen la mejoría a que se está aplicando el Plan de Saneamiento aprobado por el Gobierno central en 2014

Concejales del PP en el Ayuntamiento de Granada | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Granada ha mostrado su “sorpresa” por el “repentino cambio de rumbo” del gobierno local que preside el socialista Francisco Cuenca, que ha pasado “del alarmismo más absoluto” a airear que las cuentas del consistorio no hacen sino mejorar. Para los populares, ha habido claramente un momento que marca el antes y el después: la reciente visita a Granada del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la que dijo que no había motivos para pensar en que el ayuntamiento pudiera ser intervenido, “que era lo que los socialistas venían pregonando”.

Su portavoz, Rocío Díaz, ha hecho esta valoración y ha incidido en que esa nueva postura “demuestra que el PSOE no tiene programa económico”, en que su gestión en estos 22 meses ha sido “muy negativa” y en que, si se ha producido una mejoría, es porque se está aplicando el Plan de Saneamiento aprobado por el Gobierno central en 2014, “una verdadera apuesta por las administraciones locales” de la que se beneficia Granada.

“Si tan bien está todo, me pregunto a qué espera el alcalde para revertir la única medida económica que ha adoptado, que ha sido subir los impuestos. Si se está mejorando, no sé por qué no nos presenta un borrador de presupuesto”, ha comentado Rocío Díaz, que en ese sentido ha invitado a los socialistas y al resto de los grupos locales a “trabajar sin más dilación” en la elaboración de unas nuevas cuentas “que tengan como base” el borrador de presupuestos para 2016 que elaboró el PP y que en su momento rechazaron los socialistas. “No somos únicamente nosotros los que exigimos un nuevo presupuesto. También los pide la Cámara de Cuentas, así que no hay tiempo que perder”, ha subrayado.

Además, Rocío Díaz ha criticado que los datos aportados ayer por el gobierno local no se hayan facilitado a los grupos de la oposición ni colgado en el portal de la transparencia. Y no ha pasado por alto algunos olvidos, como no especificar el grado de ejecución del presupuesto. “No sabemos lo que han gastado o dejado de gastar, pero sí conocemos algunos datos preocupantes. Por ejemplo, en el pleno de enero el gobierno de Cuenca reconoció que había dejado de invertir más de 72.000 euros en gastos de promoción del bono turístico. ¿Es que no consideran necesaria esa promoción?, ha preguntado.

El portavoz adjunto, Antonio Granados, ha recalcado que Cuenca sigue basando su gobierno “en el desorden, la demagogia, la improvisación, la soberbia, la arrogancia, las falsedades y la política del miedo, el cuento del lobo”. Todo se reduce, ha añadido, a una “política de márketing que consiste en transmitir a diario cuentos tremendistas y en culpar de todos los males a la herencia recibida, cuando la realidad es bien distinta”.

Como ejemplo ha puesto la situación de los bomberos y los policías locales, que ya han anunciado que no harán más horas extras si no se les abonan las acumuladas desde que el PSOE está al frente del gobierno local. “A eso, el PSOE responde diciendo que todo es culpa del resto de los partidos”, ha enfatizado Granados, que no entiende cómo Ciudadanos “sigue el juego a los socialistas en su política de despropósitos”.

Por su parte, el concejal Francisco Ledesma también se ha referido al “tremendismo” de Cuenca y su gobierno, “que hace poco decía que los Hombres de Negro estaban a punto de intervenirnos”, que llevan desde 2011 vaticinando un ERE en el ayuntamiento y que han puesto “sistemáticamente” en duda los datos económicos que presentó el PP cuando estaba en la alcaldía.

“Nosotros no vamos a hacer lo mismo. Si los nuevos datos son buenos, nos alegramos. Pero son buenos porque todo se reduce a que estamos obligados a cumplir con el Plan de Saneamiento, que nos manda que las cuentas vayan en una dirección”. Ledesma tiene claro que, en un ayuntamiento, “las cosas no cambian en 24 horas ni en 24 días”, porque el ayuntamiento tiene “un problema de falta de tesorería que es estructural, no se corrige tan fácilmente”.

Pero es que, para el concejal popular, ni siquiera con la ayuda del Plan de Saneamiento el gobierno de Cuenca está mejorando la situación. “Además de que la periodo medio de pago a proveedores sigue disparado y ya está en los 140 días, los socialistas nos dicen que se ha pasado de un remanente de tesorería negativo de 62 millones a otro de 40. La diferencia son 22 millones. ¿Dicen acaso cuál era la deuda que gracias a las medidas de nuestro gobierno central pasó de corto a largo plazo? Pues nosotros sí sabemos ese dato: 30 millones. Así que, en realidad, el remanente de tesorería negativo no ha disminuido, sino que se ha incrementado en ocho millones”, ha añadido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.